Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El jefe de seguridad del Banco Unión,  Juan Alejandro Álvarez Aliaga,  reveló en 2016 que el domingo 24 de julio de ese año y a las cuatro de la madrugada, funcionarios de la entidad sacaron de la oficina central de La Paz una caja-buzón con dinero en efectivo al interior de una mochila con una suma  no cuantificada.


Así consta  en un reporte enviado al comandante del Batallón de Seguridad Física de entonces,  Jorge García, con el rótulo  “Informe No. 20/2016” el  25 de julio, luego de conocer  el parte correspondiente del operador de radio en la entidad.

El diputado Wilson Santamaria denunció este hecho el pasado lunes con base en ese informe policial, pero este medio ahora detalla el mismo, luego de acceder al mismo en su integridad y verificar con fuentes policiales su autenticidad. 

“A horas 4:05 AM aproximadamente, recibí el parte del operador de radio de la oficina central, informándome que los señores A. A. E., jefe regional de seguridad, G. T. O. tesorero, J. C. Q. S., auxiliar de tesorería, R. R. F., cajero, todos funcionarios del Banco Unión, se retiraron de la oficina central llevando una caja-buzón conteniendo dinero en efectivo al interior de una mochila”, precisa en su reporte el oficial encargado de la seguridad del banco público.

La suma de dinero que se retiraba, según información vertida por A. U., jefe regional de operaciones, sería “confidencial” y el monto mínimo. 

“Posteriormente, abordaron un vehículo Susuki color plomo perteneciente a la empresa Armus, sin ningún tipo de seguridad policial o militar”, agrega el reporte oficial.

El Informe No. 20/2016 se origino debido a que el 24 de julio se había hecho presente en primera instancia  a las 2:45 de la madrugada el jefe regional de seguridad de la entidad con la finalidad de realizar el retiro de un monto de dinero, el cual sería trasladado a la localidad de Apolo escoltado por personal de las Fuerzas Armadas.

En conocimiento de esta  situación, Álvarez señala que tomó contacto con el jefe regional  para indicarle  que el traslado de dinero debía ser escoltado por personal policial y en vehículos de transporte de valores.

Sin embargo, recibió como respuesta que existía autorización correspondiente y que por órdenes de gerencia no se requería del personal policial para este traslado y que personal militar se haría presente. “Además me indicó que la suma a ser trasladada  no sería cuantiosa”, sostiene en su informe Álvarez.

En el documento remarca que la jefatura de seguridad  no recibió de parte del personal del banco  ninguna solicitud de apoyo y menos se coordinó el traslado de dinero. Esta situación “al no contar con medidas de seguridad adecuadas para tal efecto, pone en riesgo la seguridad de las instalaciones, como así también la integridad física de los funcionarios, vulnerando normas procedimentales para el traslado de valores”, advirtió.

El Banco Unión en un comunicado emitido el lunes aseguró que no le correspondía pronunciarse al respecto  debido a que el informe sobre el que se basa la denuncia es una comunicación interna de la Policía Boliviana.

Sin embargo, reconoció que se dispuso de una remesa de 150 mil bolivianos para el pago de los bonos Juana Azurduy y Renta Dignidad en Apolo del 24 de julio al 14 de agosto de 2016. En esa localidad también se recibieron depósitos y se atendieron retiros de dinero en efectivo.

Acción de  Ademaf

Tarea Según el Banco Unión, el retiro de dinero realizado el 24 de julio de 2016 fue parte de las acciones programadas por la Agencia para el Desarrollo de Macroregiones y Fronteras (Ademaf).
Seguridad La actividad se coordinó con entidades públicas involucradas y se la comunicó a la ASFI, y se cumplió con las medidas de seguridad definitivas en la operativa del caso con la asistencia de funcionarios del Banco Unión, señaló la entidad.
ASFI La entidad señaló que el Banco Unión cumplió con la normativa para trasladar dinero.

7/TENDENCIAS/carousel