Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La clase política estadounidense afirmó que el ataque fue proporcional y justificado, pero que su país no tiene una estrategia global y profunda para lidiar con esa nación.


La clase política estadounidense reaccionó ayer al ataque ejecutado el sábado de madrugada contra Siria, y aunque en general los miembros de la administración aprueban la operación, algunos consideran que fue insuficiente puesto que no evita el uso de armas químicas en el futuro.

"El ataque fue proporcional y justificado (...), pero no tenemos una estrategia global y profunda para lidiar con Siria", señaló ayer la senadora Susan Collins en una entrevista a la cadena ABC News.

La republicana, que forma parte del Comité de Inteligencia del Senado, reconoció que la situación en Siria es "un asunto difícil", pero defendió la necesidad de encontrar una solución a largo plazo para impedir que el gobierno de Bachar Al Asad pueda volver a usar armas químicas, tal y como ha hecho "en 15 ocasiones".

En similar sentido se expresó la también senadora republicana Joni Ernst en declaraciones al canal NBC al sostener que Estados Unidos debe asegurarse de que Al Asad, al que tildó de "criminal de guerra", no vuelva a recurrir al uso de armas químicas.

PROTESTAS Miles de seguidores del clérigo chií iraquí Muqtada al Sadr se manifestaron ayer en Bagdad y en otras provincias de Irak contra el ataque de EEUU, Francia y el Reino Unido a posiciones gubernamentales en Siria, supuestamente dedicadas a la fabricación y almacenamiento de armas químicas.

Los manifestantes se concentraron en la plaza de Tahrir (Liberación, en árabe), situada en el centro de Bagdad, y levantaron pancartas en las que se podía leer: "No, no, América", "No, no a la invasión" y "América mata a los civiles sirios bajo el nombre de democracia", constató EFE.

MISILES Desde el Pentágono reconocieron que el lanzamiento de 105 misiles a tres centros presuntamente vinculados al programa de armas químicas de Al Asad, "cercena" la posibilidad de nuevos ataques ilegales por parte del "régimen", pero no garantiza que se puedan volver a producir.

Por su parte, el presidente de Siria, Bachar al Asad, alabó ayer ante parlamentarios rusos los sistemas de defensa antiaérea soviéticos que, dijo, derribaron más de 70 misiles lanzados en el ataque.

Según el diputado Dmitri Sablin, miembro de una delegación parlamentaria rusa que se reunió ayer con el líder sirio en Damasco, Asad dijo que "repelimos la agresión estadounidense con cohetes fabricados en los años 70.

Eficiencia

El presidente de Siria, Bachar al Asad, alabó los sistemas de defensa antiaérea soviéticos que, dijo, derribaron más de 70 misiles lanzados.

Fuente: Opinión
7/TENDENCIAS/carousel