Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El ministro de Energías, Rafael Alarcón, convocó a la población cruceña a defender el proyecto hidroeléctrico Rositas, que se construirá sobre el río Grande de ese departamento, luego de conocerse la resolución de un Tribunal de Garantías que suspendió la continuidad de acciones jurídicas y administrativas hasta que se realice una audiencia de consulta previa con los indígenas, que denuncian la violación de sus derechos.

En conferencia de prensa, la autoridad indicó que se trata de la primera hidroeléctrica que se construirá en el departamento de Santa Cruz con una inversión superior a los mil millones de dólares. Defendió que con la construcción de esta obra no se está violando los derechos de ningún boliviano y que la acción popular, por el que se logró el dictamen judicial de suspensión, fue presentado por algunos “malos actores” que, a su juicio, buscan lograr una compensación.

“Llamamos al sentimiento cruceño a defender su proyecto, su sueño. El sueño de los viejos ancianos que consiguieron este proyecto”, pidió Alarcón, que se pronunció sobre el proyecto Rositas junto al presidente Ejecutivo de ENDE Corporación, Joaquín Rodríguez.

Puede leer también: Juez admite acción popular y dispone paralización del proyecto hidroeléctrico Rositas

Rositas será construida sobre el río Grande, cerca de la confluencia con el municipio de Abapo, ubicada a 140 kilómetros al sur de la capital cruceña.

Alarcón reconoció que en la ejecución del proyecto, que se encuentra en la conclusión del estudio de impacto ambiental, habrá algunas afectaciones, pero que las mismas serán subsanadas con las compensaciones a las personas que sean perjudicadas en sus tierras.

“Todos los daños que se puedan realizar tienen que ser cuantificados y ser resarcidos a los verdaderos afectados”, agregó.

Por su parte, el presidente Ejecutivo de ENDE, Joaquín Rodríguez, dijo que para la socialización y explicar los alcances del proyecto Rositas, se ha logrado todo un cronograma de trabajo en las comunidades de influencia.

ANF reportó ayer que dos comunidades indígenas guaraníes (Tatarenda Nuevo y Yumao) interpusieron una acción popular en contra de la construcción de la megaobra Rositas en el departamento de Santa Cruz.

Rositas es un megaproyecto hidroeléctrico que inundaría unas 45 mil hectáreas de terrenos y dejaría bajo el agua a 12 comunidades indígenas campesinas de las provincias de Vallegrande y Cordillera en el departamento de Santa Cruz. Unas 500 familias de esas comunidades indígenas deberían dejar sus viviendas y salir de esa zona, pero han anunciado que no lo harán, reportó ANF.