Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Los empresarios están en estado de emergencia por el incremento salarial definido, de 5,5% al básico y 3% al mínimo nacional, y el anuncio del potencial pago del segundo aguinaldo este año. El Gobierno salió este viernes a llamar a “no asustarse” por las reacciones empresariales que las ve naturales frente a lo que consideró un incremento razonable.

El viceministro de Presupuesto Jaime Durán, defendió el porcentaje definido en una reunión con la Central Obrera Boliviana (COB) e informó que las cifras, al margen del sector de los hidrocarburos, muestran en el tiempo un crecimiento sostenido de las utilidades de los empresarios pese a los incrementos salariales determinados cado año.

No obstante el empresariado tiene otra percepción del incremento y sobre todo de sus efectos. En un comunicado hicieron conocer que se declaraban en estado de emergencia por lo que consideran un “incremento excesivo” e “irracional” del salario con un alto riesgo de destrucción del empleo formal.

“No debe asustar este tipo de reacciones”, expresó en una entrevista con la red Unitel Durán y consideró que debe entenderse que los “empresarios están preservando sus intereses”.

En una reunión entre el presidente Evo Morales y los dirigentes de los trabajadores se determinó el incremento que representó una mejora respecto a la inicial propuesta de 3,5% al básico y de congelamiento del mínimo nacional. Sin embargo es inferior a las pretensiones de los trabajadores de 10% al básico y de 15% al mínimo.

La proyección potencial del Gobierno de pagar el segundo aguinaldo, que se activa cuando la economía crece por encima del 4,5%, es otro tema que preocupa a los empresarios tomando en cuenta que, según su análisis, se anuncia "sin tener las condiciones para su efectivización".

El incremento será retroactivo a enero y se oficializará el 1 de mayo en ocasión del Día del Trabajador. Con la mejora definida el mínimo nacional subirá a Bs 2.060, mientras que el salario básico en 5,5% y, según perfila la administración de Morales, será “lineal” porque el inversamente proporcional está achicando la diferencia entre altos y bajos salarios.

“Naturalmente hay este tipo de reacciones frente a un incremento que es racional”, insistió y dijo que el número de empresas superan las 280 mil como una muestra más de la situación del sector y el apoyo del Gobierno para fomentar la empresa vía iniciativas, entre ellas el crédito productivo.

No solo preocupa a la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia la política salarial, de la que no participación en su definición, sino el proyecto de ley de Creación de Empresas Social que permite el paso de empresas en quiebra a manos de sus trabajadores.