Gobierno - Fallo contra Sánchez de Lozada demuestra que cometió genocidio en Bolivia

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo el martes que el fallo del jurado de la Corte de Justicia de Fort Lauderdale de Florida, Estados Unidos, contra el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y el exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, por la denominada masacre de "octubre negro", demuestra que en 2003 ambas autoridades cometieron el delito de "genocidio" en el país.

"Esta sentencia civil está demostrando que hubo muertos y que esos muertos los provocó alguien y por eso hay personas que deben indemnizar económicamente a las familias, es un juicio civil y no penal sin duda, pero el origen del juicio civil es el genocidio", subrayó Romero a la Red Patria Nueva.

Minutos antes, se informó que el jurado de esa corte estadounidense declaró culpables a Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín en un juicio civil interpuesto por familiares de nueve víctimas de esa masacre, que dejó el saldo más de 60 muertos y otros centenares de heridos.

"Más allá de la cuantía del monto económico, es un hecho de trascendencia internacional porque hay varios elementos que entran en análisis, primero un delito de lesa humanidad, la comunidad internacional declaró el genocidio como delito de lesa humanidad porque el máximo valor que defendemos como comunidad internacional organizada es el respeto a la vida colectiva de los pueblos, y cuando alguien empuña armas para disparar contra su pueblo o manda disparar contra su pueblo no merece ninguna consideración", subrayó Romero.

Según medios internacionales la sentencia redondearía 10 millones de dólares de indemnización para los demandantes.

PUBLICIDAD

El Ministro de Gobierno consideró que ese fallo implica una "nota alta" para esa corte de justicia, porque contrapone la negativa de extradición de Estados Unidos.

En octubre de 2003, Sánchez de Lozada se enfrentó a una revuelta social con un despliegue de militares en las ciudades de El Alto y La Paz, la represión provocó la muerte por bala de 67 personas y más de 400 heridos.

Sánchez de Lozada y varios de sus ministros huyeron de Bolivia para evadir procesos por delitos de genocidio en la modalidad de masacre sangrienta y homicidio.

El juicio en el Estado de Florida comenzó el pasado 5 de marzo, 14 años después de esa represión militar./ABI
Publicidad

Comparte
Síguenos en Facebook