Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El Superior Tribunal de Justicia rechazó el habeas corpus presentado en la mañana del viernes por la defensa del ex presidente Lula da Silva. Así lo informó el abogado y jurista Sepúlveda Pertence que está en el equipo de defensores. Fue el juez Félix Fischer quien se expidió por la negativa. Con todo, el tribunal aclaró que no se expidió aún de manera formal, ya que falta que se pronuncien otros cuatro magistrados.La demanda de amparo había sido presentada a las 7 de la mañana. Con esto se aleja toda posibilidad de evitar la detención del líder del Partido de los Trabajadores que debe ocurrir el viernes a las 17 horas.

La defensa de Lula había alegado que la orden de prisión había partido el jueves antes de terminar el plazo para la presentación para un segundo recurso, que debía entrar en el tribunal de Porto Alegre.

Ese plazo debe terminar el próximo martes 10.

Según los abogados del ex mandatario, “el escenario muestra una excesiva agilidad de los órganos jurídicos involucrados, lo que evidencia una opresión ilegal impuesto al acusado, en la medida en que contraría la propia determinación de ese tribunal sobre el recurso de apelación”.

La defensa de Lula también pidió el viernes ante la justicia brasileña y ante la ONU medidas cautelares que impidan que el ex presidente brasileño sea arrestado.

Lula, de 72 años, fue condenado a doce años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, como propietario de un apartamento ofrecido por una constructora para obtener contratos en Petrobras.

Según informa O Globo en su sitio web, si Lula no se entrega en el cuartel de policía de Curitiba antes de las 5 de la tarde, como determinó el juez Sergio Moro, la policía federal deberá aguardar una nuevo pedido de prisión por parte del magistrado y podrá cumplirlo hasta las 6.

La policía federal ya tiene un equipo preparado para actuar en San Pablo en caso que sea necesario. Y un avión de la policía está listo en el aeropuerto paulista de Congonhas.