Mayoría cree que un indígena no es opción para hacer frente a Evo

El 54% de encuestados cree que la oposición no tiene la posibilidad de ganar ni hacer frente a Evo Morales si en las próximas elecciones, previstas para 2019, presenta un candidato de origen indígena.

El 34% considera que la oposición tiene mejores posibilidades de ganar en los comicios de 2019 con un candidato indígena. En tanto que el 12% no sabe o no responde a la consulta que realizó la empresa Mercados y Muestras para Página Siete.

Para senadores del MAS no existe candidato que haga frente al presidente Evo Morales, porque -afirmaron- este representa la nacionalización de los hidrocarburos, la soberanía plena, la reducción de la pobreza y el analfabetismo.

PUBLICIDAD

“El presidente Morales hizo grandes transformaciones para el país”, afirmó la senadora Ancelma Perlacios.

Pero el diputado Rafael Quispe expresó que el descrédito del indígena “es responsabilidad” del presidente Morales, porque en su gobierno se registraron los peores casos de corrupción. No obstante, aseguró que el indígena tiene la posibilidad de demostrar que “aún es la reserva moral”.

La senadora masista Adela Cusi, por Potosí, manifestó que todos tienen derecho a postular a la presidencia y que será la población la que decida por una de las opciones, sin importar el origen. 

Segunda vuelta

Rubén Costas lograría un punto por encima de Evo Morales, en caso de que se registre una segunda vuelta entre ambos en los próximos comicios presidenciales de 2019.

CONTENIDO PATROCINADO


Descarga en PDF en el siguiente enlace: Separata 15 abril GOBERNACIÓN

De acuerdo con el estudio de Mercados y Muestras, Costas ganaría con el 32%. Morales perdería con el 31%. No obstante, un alto porcentaje (31%) dice que no apoyaría a ninguna de las dos opciones. 

Morales también perdería en caso de un balotaje con Samuel Doria Medina. 

El candidato del MAS sólo obtendría 29% frente al 31% que alcanzaría Doria Medina. Pero el 33% dice que no votaría por ninguno de ellos.


Punto de vista
Henry Oporto, Sociólogo 
El presidente indígena desencantó 

El resultado muestra que se ha desvanecido en la sociedad, población, de alguna manera, el mito que se generó con la elección de Evo Morales en torno a la importancia de que un indígena dirija los destinos del país.

El país ha experimentado un gobernante indígena. En los 12 años de su gobierno, los bolivianos han percibido que un presidente indígena no es una persona portadora de valores diferentes a quienes han sido gobernantes, presidentes de la época de la república, que eran de clase media, alta. 

La idea que había inicialmente, de que Evo Morales representaba a valores diferentes, por ejemplo, en términos de honestidad, compromiso social, de no corrupción, sencillez en el manejo de poder, cercanía al pueblo, se ha desvanecido.

Juega en contra, de tener un presidente indígena en lo futuro, el desencanto al constatar que Evo Morales no ha tenido ningún inconveniente al reprimir a los pueblos indígenas que marcharon en contra de la construcción de la carretera que atravesaba el corazón del TIPNIS.

Lo que el país esperaba era un representante auténtico del mundo indígena. Algunos sectores han sentido la represión de Chaparina como una traición al hermano indígena de parte del hermano indígena.

Para quienes no son indígenas también ha desmitificado esa figura medio mágica, idea romántica de que alguna gente de que un indígena, por ser indígena, puede ser portador de valores positivos. 

Pero hoy mucha gente dice que Evo Morales no ha tenido empacho en reprimir a los suyos, tomar distancia de los suyos. Incluso hay gente que siente que Morales manipula el factor indígena en beneficio propio.

Publicidad

Comparte
Síguenos en Facebook