Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Ruy D’Alencar / P. Ortiz
Hombre público, excompañero de fórmula electoral de Gonzalo Sánchez de Lozada en 2002, el expresidente Carlos Mesa se había guardado su opinión durante dos días. Eso fue hasta ayer, cuando, en un foro académico de Santa Cruz, tuvo que responder. Mesa dijo que el jurado estadounidense que halló responsabilidad en ‘Goni’ y en su exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, por ejecuciones extrajudiciales ocurridas en El Alto en 2003, “ha actuado en justicia”. Además opinó que “Bolivia tiene que hacer también un proceso de justicia y cerrar este tema”.

Eso fue suficiente para que la vieja cúpula del MNR, que hoy se defiende y vive en Estados Unidos alrededor de Sánchez de Lozada, salga a responderle con acusaciones, advertencias y hasta insultos. “Mesa es un cobarde porque no quiso ser testigo en el juicio en Miami. Entiendo su temor de ser ‘contrainterrogado’ por los abogados de Goni”, le contestó Mauricio Balcázar, familiar político del expresidente, quien ahora busca que la Corte de Fort Lauderdale revierta la decisión del jurado.

PUBLICIDAD

Polémicas aparte, lo cierto es que el vocero de la causa marítima designado por el presidente Evo Morales ha puesto el dedo en una llaga que para El Alto todavía parece no haber cerrado: “Quiero recordar que el juicio de responsabilidades se inició el año 2004, yo participé como testigo ante la Corte Suprema de Justicia en ese juicio de responsabilidades y, por supuesto, ese juicio culminará en el momento en que las principales autoridades que han sido señaladas estén en Bolivia”. Vale decir, Goni y sus colaboradores.

Así respondió en rueda de prensa el historiador que asumió la Presidencia el 17 de octubre de 2003, tras la renuncia y salida del paíscuando se le preguntó sobre si compartía la crítica del expresidente Jorge Tuto Quiroga, que el martes, tras el veredicto del jurado contra Goni, hizo hincapié en que los alteños tuvieron que salir a buscar fuera del país la justicia que no encontraron en casa.

Así Mesa retomó un eslogan que lanzó en El Alto, en dónde, literalemente, se revolcó poco después de la salida de Goni. “Yo creo que (el veredicto que responsabiliza a Sánchez de Lozada) es un resultado justo, es una decisión justa y que es muy coherente y muy consistente con el principio que he defendido siempre de que en un caso como este la idea es: ni olvido ni venganza, justicia”.Entre septiembre y octubre de 2003, poco más de siete meses después de las violentas jornadas de ‘febrero negro’, donde se enfrentaron militares contra policías amotinados, se desencadenó otro episodio de represión a cargo de las Fuerzas Armadas (FFAA); esta vez, contra protestas masivas civiles en contra de la venta de gas a EEUU a través de puertos chilenos. Murieron al menos 55 personas y más de 400 resultaron heridas.

Una advertencia para Mesa

Balcázar cargó contra Mesa. Citó las declaraciones del exembajador de EEUU en Bolivia en 2004, David Greenlee, que, según el diario Página Siete, acusó a la administración de Mesa de sondear la opinión de la embajada sobre una disolución del Congreso. El gonista amenazó con revelar detalles sobre unos dineros que, según él, el MNR le dio para el canal de televisión que tenía. “Si Mesa niega que pidió dinero al MNR para su canal, daré los detalles”.

Extradición

Para el Gobierno

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, alegó que la decisión del jurado de EEUU contra Goni se convierte en un precedente a favor de la extradición de la exautoridad para que enfrente el juicio de responsabilidades que tiene desde 2004.

Demanda alteña

Los familiares de víctimas de octubre negro que llegaron ayer a El Alto expresaron su demanda de que Goni sea extraditado a Bolivia.

Mesa, el testigo

El expresidente dijo que fue testigo en el juicio de responsabilidades abierto en el país contra Goni.

Publicidad