Ovario poliquístico, claves para entender el trastorno

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es uno de los desequilibrios hormonales más frecuentes en las mujeres en edad reproductiva y una de las causas de la subfertilidad.
En nuestro medio, “cinco de cada 10 pacientes acuden a la consulta por este mal”, señala la ginecóloga Jackeline  Severich, quien suele diagnosticarlo generalmente en mujeres de entre 15 a 25 años.   
“El SOP puede deberse a factores tanto genéticos como ambientales”, dice Severich. “Aún no se tiene una causa específica, pero las mujeres con este síndrome frecuentemente poseen una madre o hermana también con la enfermedad”, indica.
Características
Este síndrome se caracteriza por trastornos en el ciclo menstrual y ovarios con múltiples quistes. Sus principales  síntomas incluyen quistes que se desarrollan alrededor del borde de los ovarios, fallo en la liberación de óvulos de los ovarios y altos niveles de hormonas masculinas también conocidas como testosterona.  
“Normalmente, la persona con Síndrome de Ovario Poliquístico  tiene ciclos menstruales irregulares que pasan los 35 días, sensación de peso en la pelvis, dolor al tener relaciones sexuales, molestias en la parte inferior del vientre, sensibilidad en los senos y aumento de peso”, explica Severich.
Alimentación
Según el endocrinólogo Javier Saavedra, existe una predisposición a esta clase de trastornos por los hábitos de alimentación actuales que no son los ideales, ya que se consume en exceso carbohidratos y lípidos en pastas, grasas, comida chatarra y se come pocas verduras.
Aunque no hay cura para el SOP, las que lo padecen pueden cambiar, por ejemplo, sus hábitos alimenticios, ya que mejora significativamente sus síntomas.
“Algo común en las mujeres con ovario poliquístico es el aumento de niveles de testosterona, la principal hormona masculina. Otra alteración común es la resistencia a la insulina. Se produce insulina normalmente, pero los tejidos son resistentes y su acción causa una alteración en los valores de glucosa en la sangre”, afirma Saavedra.
Para estos casos, el doctor recomienda el consumo de proteína baja en grasa y alimentos con baja carga glicémica en el desayuno, almuerzo y cena. Éstos ayudan a mantener estable el azúcar y la insulina en la sangre.
Por otra parte, Severich explica cómo puede detectarse el síndrome: “ Se lleva a cabo un examen físico, que incluye un examen pélvico, revisión del peso, índice de masa corporal (IMC) y medición del abdomen. También se repasa el historial médico de la paciente para ver si padece una de las afecciones más comunes en mujeres con ovarios poliquísticos como diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto, amento de peso y obesidad”.
Afirma que en caso de identificarse quistes en el ovario se sigue un tratamiento de píldoras anticonceptivas durante tres meses, luego se reevalúa a la paciente por medio de una ecografía para determinar si ha disminuido el tamaño del quiste o el número de quistes pequeños. Si ha mejorado la sintomatología, la mujer ya no tendría ciclos irregulares ni dolores en la menstruación.

"El síndrome se ha vuelto común en los últimos años debido a factores tanto ambientales como genéticos. La causa principal del trastorno aún no ha sido encontrada, sin embargo, se tienen tratamientos específicos para cada caso".Jackeline Severich. Ginecóloga
"Ya existe una predisposición a esta clase de trastornos en las jóvenes por los hábitos de alimentación actuales que no son los más ideales, ya que se come un exceso de carbohidratos y lípidos". Javier Saavedra. Endocrinólogo

PREVENCIÓN
Hacer ejercicio de forma diaria. La actividad física mantiene activo y sano al sistema reproductor.
Controlar la dieta. El síndrome tiende a causar obesidad, por lo que se recomienda mantener una dieta sana y equilibrada.
Evitar alimentos ricos en grasas y azúcares. Estos alimentos provocan un incremento de  la insulina que puede causar síntomas severos.
Realizar un examen pélvico anualmente. Se requiere acudir a un especialista cada año para el diagnóstico temprano de cualquier trastorno.

ALIMENTACIÓN
Un estudio publicado en la revista Nature enumera los alimentos que se deben consumir y los que se deben evitar para prevenir el Síndrome del Ovario Poliquístico.
Consumir
- Quinua
- Pescado
- Trigo
- Arroz integral
- Huevo duro
- Pollo
- Fruta fibrosa
- Vegetales

Evitar
- Papa blanca
- Azúcar
- Jugos de frutas
- Pasteles
- Cafeína
- Bebidas alcohólicas
- Harina blanca
Comparte
Síguenos en Facebook