Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Casi la mitad de los venezolanos evalúa no votar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo, según una encuesta del estadounidense Atlantic Council difundida ayer.

Un 44,3 por ciento de los consultados puerta a puerta en Venezuela se mostró proclive a no participar en los comicios, frente al 28 por ciento registrado en enero en un sondeo telefónico de este centro de estudios con sede en Washington.

La nueva encuesta del Centro para América Latina Adrienne Arsht del Atlantic Council muestra una creciente desconfianza de los venezolanos hacia el Gobierno y la autoridad electoral.

Un 49,8 por ciento considera que los resultados anunciados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) no serían creíbles, 10 puntos porcentuales más que en enero.

También aumentó 10 puntos porcentuales la disconformidad con el Gobierno de Nicolás Maduro, que casi 60 por ciento ve como una dictadura o cerca de serlo.

Casi ocho de cada 10 venezolanos desaprueban la gestión de Maduro, que buscará un segundo período hasta 2025.

Electo tras la muerte de Hugo Chávez, que gobernó entre 1999 y 2013, Maduro está en liza con el disidente del chavismo Henri Falcón, postulado a contravía de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La alianza opositora optó por boicotear los comicios asegurando que no ofrecen garantías de transparencia.

En el sondeo, más de un tercio de los entrevistados dijo que votaría por un candidato de la oposición. El empresario independiente Lorenzo Mendoza, quien no es candidato, lidera las preferencias con 22,9 por ciento.

Maduro recogió 21,2 por ciento de la intención de voto, frente al 8,3 por ciento de Falcón.

Los independientes aparecen como el principal bloque político en Venezuela, con 43,3 por ciento de apoyo (ocho puntos porcentuales más que en enero), frente al 24,2 por ciento de los chavistas y el 31,5 por ciento de la oposición.

El 88,4 por ciento de los consultados cree que su calidad de vida se deterioró en los últimos 12 meses.

La mayor preocupación es la hiperinflación, mencionada por 95 por ciento de los encuestados, de la cual responsabilizan a Maduro (55 por ciento) y al Gobierno (29 por ciento). Como consecuencia, 85 por ciento dijo haber reducido el tamaño de las comidas diarias, y 75 por ciento, el número.

Tres de cuatro consultados creen que Venezuela necesita asistencia internacional, entre ellos más de un tercio de los chavistas.

Asimismo, más del 80 por ciento cree que Venezuela atraviesa una crisis humanitaria, incluyendo casi a la mitad de los chavistas.

Aunque Maduro se opone a abrir un canal humanitario para asistir a la población, 74,7 por ciento de los consultados apoya esa iniciativa. Y la mayoría cree que la Iglesia católica, la comunidad internacional y las ONG internacionales son las más idóneas para coordinar esa ayuda.

La crisis en Venezuela —el país con las mayores reservas petroleras del mundo— se caracteriza por una severa escasez de alimentos y medicinas y una hiperinflación. 

EEUU PIDE CERCAR A MADURO

El presidente Donald Trump ofreció un equipo de abogados y expertos en legislación a los Gobiernos de Latinoamérica para ayudar a redactar nuevas leyes que faciliten las sanciones a funcionarios e industrias de Venezuela, informaron fuentes del Gobierno a El Nuevo Herald.

El Gobierno de Trump está presionando a los Gobiernos de la región para que tomen medidas en contra de funcionarios de Venezuela, reseñó el diario.

La Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro están estudiando más opciones para expulsar a Maduro del Gobierno, incluida la prohibición de vender petróleo venezolano en EEUU.

El expresidente del Parlamento venezolano Julio Borges declaró que la crisis que vive su país es problema de Europa y del resto del mundo.

ACUSAN A EXJEFE DE INTELIGENCIA

La Justicia venezolana acusó al exjefe de inteligencia Miguel Rodríguez Torres de espionaje y otros tres delitos, informó ayer el equipo político del exministro que desertó del chavismo el año pasado y se ha vuelto un crítico del presidente Maduro.

El exfuncionario fue imputado por espionaje y “otros delitos contra la seguridad nacional”.

7/TENDENCIAS/carousel