Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Su padre es belga y lo mataron cuando llegó a la zona de conflicto. La madre de la menor la búsca desesperadamente para recuperarla.

Yasmine, secuestrada por su padre está presa en un campo de Al-Qaeda

El castigo que vive Yasmine es difícil de imaginar. Ningún padre responsable sería capaz de llevar a su hijo a uno de los puntos más peligrosos del mundo, pero el de ella lo hizo para cumplir con un objetivo personal: unirse a Al Qaeda.

La menor de 4 años nació en Saint-Josse-ten-Noode de Bruselas y hace 11 meses viajó junto a Mehdi Atid, sus padre, rumbo a Siria, sin el permiso de Hajar, la madre de la menor, con quien estaba divorciado.

La misión de Atid como terrorista duró poco y murió durante los primeros días en una batalla que lo dejó gravemente herido. Mientras tanto, su hija quedó huérfana y a la deriva en un campo de Al-Qaeda, rehén de un sistema que no quiere que vuelva a encontrarse con su madre. El grupo terrorista le asignó un tutor y el gobierno belga se ve imposibilitado de negociar.

El drama de esta familia comenzó en mayo de 2017, cuando Atid salió de prisión y de inmediato fue a la casa de Hajar a exigirle el divorcio y que, como había dispuesto el juez, la hija que ambos tenían viviera de forma alternada con ellos.

Mehdi Atid escapó a Siria para unirse a Al-Qaeda

La realidad indicaba que el padre de Yasmine no estaba interesado en la crianza persona de su hija, sino que la menor se criara bajo “las reglas del Islam” y por ello encontró en Siria el combo ideal para cultivar la enseñanza de su hija y el cumplimiento de su propósito personal de unirse al ISIS.

“necesito ayuda, sé que los investigadores hacen su trabajo pero tengo la impresión de que van demasiado despacio. Fui discreta durante la investigación”, explicó la madre de la niña en diálogo con un canal de televisión y rogaba velocidad para resolver el problema: “Necesito que la investigación vaya más rápido porque la vida de mi hija está en peligro”.
El escape a Siria

Atid huyó de Bélgica utilizando una identidad falsa. Su excarcelación estaba sujeta al uso de una tobillera electrónica que se quitó antes de escapar y tomó un colectivo con destino a Alemania y desde allí se fue a Italia. A la travesía que emprendió junto a su hija se sumó otra menor de 14 años que había dejado embarazada y los tres partieron desde el sur de Italia a Grecia, último lugar en el que se registró su rastro gracias al monitoreo de su celular.

Fuente: Mitre