Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Los anuncios del Gobierno sobre el doble aguinaldo, sobre la base de un supuesto crecimiento de la economía del 4,5 por ciento sin conocer cifras del crecimiento del último trimestre de 2017, muestran una distorsión de las cifras en cuanto a la política económica y reflejan un manejo poco profesional y técnico de los datos estadísticos, lo que inmediatamente genera desconfianza en la población, señalaron coincidentemente y por separado los economistas Mauricio Ríos y Julio Alvarado.

La observación de los economistas consultados fue parte del pronunciamiento emitido por el empresariado privado, difundido el miércoles, en el que se hicieron alusiones a las declaraciones del presidente Evo Morales, quien al finalizar la reunión que tuvo en el Palacio de Gobierno con la dirigencia de la Central Obrera, el 25 de abril, declaró que en 2017 el crecimiento económico estuvo en 3 por ciento, pero este año sería del 4 por ciento.

Sin embargo, el pasado martes 1 de Mayo, en la celebración del Día del Trabajo, el Jefe de Estado dijo que hace algunas semanas tuvo conocimiento de que la economía creció 4,5 por ciento, y que por ello se alcanzará la meta para cancelar el doble aguinaldo, por lo que se establece que la economía va bien.

Sobre las cifras emitidas en esa oportunidad por el primer mandatario, Alvarado señaló que el Gobierno siempre se ha caracterizado “por un manejo poco profesional y técnico de los datos estadísticos”.

Ejemplificó que sobre el Censo de Población y Vivienda del año 2012, hasta el día de hoy no hay un documento oficial con los datos de esa medición, pese a que al presente transcurrieron cinco años del censo.

“El censo de 1991 generó datos que ya se tenían al año siguiente, y había un documento en físico con resultados finales”, apuntó el experto, a tiempo de indicar la falencia de datos del Censo 2012 es una muestra de que el Gobierno no tiene un manejo profesional técnico de las estadísticas”.

EMPRESARIOS

El miércoles pasado, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, cuestionó el anuncio del presidente Morales, quien adelantó un crecimiento del 4,5 por ciento y el consecuente doble aguinaldo, sin tener a la mano datos oficiales.

“Nos dicen que tenemos crecimiento de 4,5 por ciento o va a ser por encima del 4,5 por ciento, y no nos muestra las cifras del último trimestre (septiembre-diciembre de 2017), base fundamental del cálculo” para el pago de un doble aguinaldo, reflexionó.

Las declaraciones del presidente Morales abrieron desconfianza en el sector empresarial, y es por ello que la cúpula de los privados anunció “un seguimiento riguroso a los datos que genere en esta materia el Instituto Nacional de Estadística”.

“Se adelantan sin proporcionar datos, tenemos todo el derecho de desconfiar”, dijo Nostas, al indicar que tomarán todos los recaudos que correspondan para que los datos correspondan a la realidad.

PRESIÓN POLÍTICA

Por su parte, Ríos cuestionó el anuncio oficial del incremento salarial, supuestamente sobre la base de datos técnicos y no por presión política de la Central Obrera Boliviana.

“Se garantizó el pago del doble aguinaldo sin que todavía se conozcan los datos del crecimiento del PIB del último trimestre de 2017, y cuando, supuestamente, tendría que determinarse por decreto los datos del crecimiento del PIB a junio, y que no se conocerán entre agosto o septiembre del 2018”, advirtió Ríos en su en su agenda, ayer.

Asimismo, hizo referencia a la reducción del encaje legal para incrementar la liquidez en el sistema bancario financiero, lo que se traduce en todavía más crédito artificialmente barato, mayor inflación, que no redunda más que en la inflación de los mismos datos del PIB.

“Lo interesante de estas medidas es que, por un lado, delatan el fraude de la política económica al no existir metodología alguna o cálculo del INE o del Banco Central que justifique la regulación de las tasas de interés o determine el doble aguinaldo”, sostuvo.

Aseguró que una vez más, los datos del oficialismo demuestran que el persistente estímulo de la demanda agregada (consumo de la población) está muy lejos de garantizar el crecimiento; y que, por otro lado, más bien denotarían la desesperación por sostener lo señalado, indicó.

7/TENDENCIAS/carousel