Brasil: 87% de la gente “apoya” la huelga de camioneros

Cientos de personas compran combustible en una de las pocas estaciones que aún tienen nafta en Río de Janeiro. /EFE
Una encuesta realizada por Datafolha, una de las tres consultoras más prestigiadas en investigar la opinión pública, reveló que 87% de los brasileños “apoya” decididamente la huelga de los camioneros e, incluso, defiende su continuidad.

El sondeo fue realizado el martes, el noveno día de conflicto. Lo notable del caso es semejante aval cuando al menos la mitad de los encuestados admitió sufrir las consecuencias de la paralización del transporte.


Un soldado brasileño vigila la llegada de camiones-tanque al aeropuerto de Brasilia./ EFE

Apenas 10 por ciento expresó una visión negativa. En cuanto a las negociaciones realizadas por el gobierno de Michel Temer, son reprobadas por 96% de la población.

Con todo, las aguas se dividen a la hora de definir si están por la continuidad o por el fin del paro. 56% piensa que debe continuar y 42% juzga que debe terminar, ya que los transportistas consiguieron sus objetivos.

Paro de petroleros

En la madrugada de este miércoles, entre tanto, comenzó el paro de la Federación Única de Petroleros, que puede aumentar la incertidumbre sobre la normalización del abastecimiento, tanto de naftas como de alimentos.

Hasta ahora, las caravanas de vehículos tanques que han conseguido ingresar en la ciudad para proveer de combustible a los automovilistas lo hacen acompañados por fuerzas de seguridad. Eso enlentece mucho el proceso en una capital como San Pablo con 12 millones de habitantes en el municipio, que ascienden a 22 millones cuando se considera el conurbano.

El precio del diésel, la cuestión de fondo

El origen del paro fue el precio del diésel, que la compañía Petrobras aumenta diariamente según la cotización internacional del petróleo y la variación del tipo de cambio (la devaluación del real).

La suba del combustible fue de 50% el último año, lo que muestra un profundo desfasaje con el resto de los precios: la inflación en Brasil es menor a 4%.

El otro dato que aporta la encuesta es que el ciudadano es contrario a un aumento de impuestos, que es la propuesta del gobierno de Michel Temer para compensar los subsidios que dará a las estaciones de servicio para que vendan el diésel con 46 centavos de rebaja por litro (12 centavos de dólar) y mantenga el valor congelado por los próximos 60 días.

San Pablo, corresponsal

Fuente: clarin.com
Comparte
Síguenos en Facebook