Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
EFE
El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Fernando Huanacuni, anticipó hoy en una entrevista a Efe que Bolivia y China esperan rubricar importantes acuerdos comerciales en la inminente visita del presidente Evo Morales a este país, sobre todo en exportación de productos agropecuarios.

"Con la visita estaremos empezando una nueva etapa de una relación muy importante para nosotros", subrayó Huanacuni, quien concretó que el viaje de Morales se celebrará los días 19 y 20 de junio y que los protocolos necesarios para la firma de los acuerdos están "completados en un 60 por ciento".

China y Bolivia podrían firmar el próximo mes la apertura al mercado chino de la quinua, el café, la castaña, la carne o la soya bolivianos, aunque de estos dos últimos productos quedan algunos flecos por cerrar en la negociación.

"Hemos pedido que se pueda acelerar (la aprobación) y hemos cumplido prácticamente con todas las exigencias", subrayó el canciller, quien expresó su confianza en que el próximo mes durante la visita presidencial "se pueda lanzar una noticia importante para el país, porque los productores bolivianos están trabajando incansablemente".

La visita de Morales podría servir también para elevar el nivel de los lazos bilaterales al rango de "asociación estratégica", una fórmula que China utiliza con sus principales socios políticos y económicos y que supone mayor coordinación en todos los campos.

"Es muy importante para nosotros", reconoció sobre esta asociación estratégica Huanacuni, quien afirmó que "significaría una articulación política y económica a mayor nivel, no sólo en un contexto bilateral sino multipolar".

En un encuentro entre el canciller boliviano y su homólogo chino Wang Yi, mantenido el martes en Pekín, ambas partes trataron no sólo estas cuestiones bilaterales sino también la cambiante situación política en Latinoamérica, reconoció el ministro a Efe.

"Ha cambiado ciertamente el equilibrio político en la región, hoy es otro en el que Bolivia se convierte en un eje totalmente distinto porque nos relacionamos con todos, igual hablamos con Brasil que con Perú o Argentina", comentó Huanacuni acerca del giro liberal que se ha vivido en muchas democracias regionales.

"Cada pueblo soberano elige su alineamiento político y a su gobernante, somos muy respetuosos y lo manifestamos en cualquier parte del mundo", añadió el canciller, quien recordó que el papel de "eje" mediador para Bolivia se resalta con su presidencia pro tempore este año en UNASUR y el año que viene de la CELAC.

El ministro de Exteriores boliviano no quiso concretar si China prevé aumentar sus inversiones en su país, pese a un contexto en el que Pekín promueve la construcción de infraestructuras internacionales como parte de su programa de "Las Nuevas Rutas de la Seda".

Si mencionó sin embargo el estado del corredor ferroviario bioceánico, un plan para unir la costa atlántica y la pacífica a través de Brasil, Bolivia y Perú en el que China parece una de las naciones más interesadas, por su continua búsqueda de alternativas al canal de Panamá para su ingente tráfico marítimo de carga.

"Hemos completado la primera etapa, de ubicación geográfica y disposición de posibilidades y factibilidad, ahora se necesita ya precisar las etapas de trabajo", subrayó Huanacuni sobre un proyecto que además mañana analizarán en un encuentro en el puerto peruano de Ilo los ministros de Transportes de los tres países implicados.

El viaje de Huanacuni a China ha tenido un especial componente personal para el ministro, conocido maestro de kung fu en su país que estudió este arte marcial durante tres años en el mítico templo de Shaolin (provincia central de Henan).

El canciller aymara regresó el pasado lunes a ese templo, casi 20 años después de aquella peculiar etapa en su educación.

"Ha marcado mi vida, no sólo por su parte técnica sino por sus principios filosóficos", señaló Huanacuni sobre el kung fu, una práctica que ha contribuido a promover en su país. La filosofía del kung fu y el taichí, defendió, "está ligada a principios de vida que te hacen ver el mundo de una manera distinta, totalmente diferente a la dinámica y la vorágine modernas", explicó, confesando que sigue practicando este arte marcial y la meditación cada mañana.