Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Por la violencia y la inseguridad que prevalece en la sierra de Chihuahua, la minera canadiense Pan American Silver Corporation suspendió operaciones y desalojó a la mayoría de trabajadores y directivos de la mina Dolores, ubicada en el municipio de Madera de esa entidad.


Michael Steinmann, presidente de la empresa con sede en Vancouver, Canadá, informó en un comunicado: "Hemos determinado que el curso de acción prudente es suspender los movimientos de personal hacia y desde la mina hasta que las carreteras sean seguras para nuestros empleados".

La minera no informó sobre los motivos de la medida, pero extraoficialmente trascendió que contratistas, personal de seguridad privada y trabajadores han sido víctimas de grupos criminales.

"No hay denuncia interpuesta hasta el momento", dijo Rafael Javalera Batista, director de Minería de Chihuahua.

Sin embargo, trabajadores desalojados que viajaron en taxis aéreos desde Madera a la ciudad de Chihuahua, capital del estado, informaron que en el último mes han enfrentado agresiones de grupos armados.

Las escenas de violencia son constantes en los caminos de la sierra de Chihuahua.

La última ocurrió el pasado miércoles, cuando un grupo de aproximadamente 40 hombres armados cerraron el paso a trabajadores que se dirigían a la mina y los retuvieron con amenazas durante más de una hora.

"A punta de golpes y amenazas nos bajaron de los vehículos, a unos los golpearon con los puños y a otros con sus armas", afirmó uno de los mineros que llegó este lunes en avioneta al aeropuerto internacional Roberto Fierro, desde donde salieron transportes que los llevaron a otras ciudades y estados como Durango y Zacatecas, donde serán reubicados temporalmente.

"Nunca en mi vida he tenido tanto miedo como el que sentí el miércoles cuando nos bajaron, nos golpearon y no encañonaron", dijo el minero.

Los trabajadores aseguraron que los enfrentamientos, las agresiones y las escenas de violencia son contantes, y que también son víctimas del crimen los proveedores de la mina y la gente de las comunidades de la zona.

A pesar de lo anterior, afirmaron que hay poca presencia policiaca y militar en la región.

Esta semana, sin embargo, los efectivos de seguridad se trasladaron a la mina para acompañar la salida de la mayoría de los 1.800 empleados de la mina, entre ellos sus directivos, quienes también fueron trasladados en avioneta a la capital del estado.

Fuentes de la empresa de taxis aéreos, quienes en un solo día realizaron aproximadamente 20 vuelos, informaron que los pilotos han tenido que rodear la zona de la sierra para evitar alguna agresión armada de grupos criminales.

La empresa detalló que mantendrá sólo el personal necesario para la seguridad del sitio y sus reducidas actividades operativas, mientras se reestablecen las condiciones de seguridad de la zona ubicada en la Sierra Tarahumara de Chihuahua.

Pan American Silver es una de las mineras más importantes del mundo en la explotación de plata, y la mina Dolores está entre las más grandes en el norte de México.

Región de plomo

Aunque las autoridades no informaron sobre episodios de violencia recientes, la prensa local reportó que desde hace 20 días han ocurrido enfrentamientos constantes entre grupos criminales, aparecen cuerpos y comandos detienen a transportistas y autos particulares.

Desde esta semana los caminos a la mina Dolores están bajo resguardo de las autoridades.

Incluso la Comisión de Seguridad del Instituto Estatal Electoral informó que en comunidades como Arroyo Amplio, la mina Dolores y Cebadilla de Dolores hubo choques armados entre grupos criminales que amenazaron a contratistas de Ciudad Madera, obligándolos a suspender actividades.

La sierra de Chihuahua es territorio que controla el grupo criminal de La Línea desde hace algunos años y que disputa Gente Nueva, una de las 10 células que controla el Cártel de Sinaloa.

Frente a la situación, las autoridades de Chihuahua buscaron a los ejecutivos de Pan American Silver Corporation para ofrecer el reforzamiento de la seguridad y convencerlos de que no suspendan sus actividades.

"Estamos insistiendo en que no hay necesidad de suspender la labor de los trabajadores, pero seremos respetuosos de lo que decidan", dijo el gobernador del estado, Javier Corral, al informar que ya están desplegados en la zona elementos de la Fiscalía de Chihuahua y militares.

"La compañía tendrá nuestro respaldo y les hemos ofrecido un operativo permanente, como lo hacemos ahora contra la tala clandestina", dijo.

De acuerdo con información del gobierno del estado, la noche del lunes se reunieron autoridades con ejecutivos de la firma que viajaron desde Vancouver para instalar mesas de trabajo.

Allí acordaron que la mina retomará sus actividades en el transcurso de una semana si se garantizan las condiciones de seguridad que ha ofrecido el gobierno del estado.

El fiscal general del estado, César Augusto Peniche Espejel, aseguró que hasta ahora no habían recibido una solicitud de apoyo por parte de la empresa. Por eso "decidimos invitarlos a dialogar y a presentar la denuncia correspondiente".

Peniche informó que se reunirá con la secretaria de Innovación y Desarrollo Económico del estado, Alejandra de la Vega, y con directivos de la empresa para establecer líneas de acción que ayuden a reestablecer la seguridad en esa región.

El fiscal agregó que los agentes policiacos ya entrevistan a personas y hacen recorridos por brechas y caminos del poblado del mineral y en los laterales del Río Sipura para ubicar a los grupos responsables de la violencia.

La mina Dolores, en el municipio de Madera.

El anuncio de Pan American Silver ocurre luego de que otras firmas decidieron recientemente recortar operaciones en México por una ola de violencia que ha llevado la cifra de asesinatos a niveles récord.

En marzo Coca-Cola Femsa (KOF), el mayor embotellador de la bebida en el mundo, cerró indefinidamente su centro de distribución de más de 160 empleados en Ciudad Altamirano, Guerrero, por el "hostigamiento de grupos delincuenciales".

El pasado 23 de mayo Grupo Lala, firma líder en productos lácteos, también anunció el cierre temporal de su centro de distribución en Ciudad Mante, Tamaulipas, por la falta de condiciones de seguridad para mantener su funcionamiento.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el número de homicidios dolosos creció 37% en el país en los primeros cuatro meses de 2018, al reportarse 3.680 víctimas en comparación con las 2.688 del mismo periodo de 2017.

Por eso este lunes organismos empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial y la Confederación Patronal de la República Mexicana exigieron al gobierno acciones para detener la violencia y la seguridad, y no posponerlas hasta que pasen las eleccionesde 1 de julio próximo.

7/TENDENCIAS/carousel