Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Las autoridades mexicanas han encontrado este domingo el cadáver de Eduardo Aragón, dirigente del conservador Partido Encuentro Social en la ciudad de Chihuahua, al norte de México. Su familia había denunciado su desaparición el viernes pasado. El político pertenecía a una formación minoritaria que se había aliado con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y con el Partido del Trabajo (PT) para apoyar a Andrés Manuel López Obrador en las presidenciales de 2018. Este mismo domingo, un grupo armado ha atacado además el municipio de Ignacio Zaragoza, en el estado de Chihuahua, donde se ha encontrado asesinada a Liliana García, candidata a regidora (concejal) por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).


La violencia contra los candidatos mexicanos ha ido en aumento a medida que avanza la campaña para las elecciones generales que se celebrarán el próximo 1 de julio, en las que además del presidente, se elegirán cientos de cargos estatales y municipales. La semana pasada fue particularmente sangrienta con cinco políticos asesinados, dos de ellos los perpetrados este fin de semana en Chihuahua, un estado fronterizo con Estados Unidos.

Aragón ha sido localizado muerto en el maletero de un vehículo abandonado en una carretera entre el municipio de Aldama y la ciudad de Chihuahua. El dirigente estaba maniatado y tenía heridas de bala, según el informe policial citado por AFP. El partido ha lamentado en un comunicado el asesinato del fundador de Encuentro Social en Chihuahua y presidente de comité directivo municipal. “Quienes formamos este instituto político recordamos la labor de nuestro amigo Eduardo y compartimos el dolor de su familia. Su ejemplo nos seguirá acompañando”, ha indicado en un mensaje en Twitter. El político desapareció el 4 de mayo después de participar en un curso de formación del partido.

<
ica, sans-serif;">

La violencia se ha cebado este domingo con el municipio de Ignacio Zaragoza (al noroeste del Estado) donde un grupo de pistoleros abrió fuego e incendió varias viviendas y locales comerciales. La Fiscalía de Chihuahua indicó que a su paso murieron ocho personas, cuya identidad no fue revelada. El vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, ha confirmado en un mensaje en Twitter la muerte de Liliana García, cuyo cadáver fue encontrado en un arroyo, según AFP. Además, ha informado de que entre las viviendas calcinadas estaban la del candidato del PRD a la presidencia del municipio, Felipe Mendoza, y la casa del presidente local del partido, Octavio Martínez. La Fiscalía estatal ha añadido en un comunicado que Fuerzas Estatales y Federales y el Ejército han desplegado un operativo "para localizar y detener a un grupo armado que atacó la población".

Dentro de esta oleada de asesinatos de carácter político, con apenas 30 horas de diferencia, el viernes fue encontrado el cadáver de Addiel Zermann Miguel, de 39 años y también candidato del Partido Encuentro Social, en Tenango del Aire, Estado de México. Un día antes el alcalde de un poblado del estado de Hidalgo (al norte de la capital) fue asesinado a balazos mientras conducía su automóvil en una carretera. Juan Carlos Andrade, el alcalde de Jilotlán de los Dolores, en Jalisco (al suroeste del país), que optaba a la reelección por el partido Movimiento Ciudadano, fue asesinado el domingo pasado.


7/TENDENCIAS/carousel