Hay 10 procesos de delimitación activos

Según datos del Viceministerio de Autonomías, hay 10 procesos de delimitación activos entre departamentos del país. Se trata de los procesos entre La Paz-Oruro, Oruro- Potosí, Oruro-Cochabamba, Cochabamba-Oruro, La Paz-Pando, estos en el marco de la Ley 339 de Delimitación de Unidades Territoriales, y otros procesos entre Oruro-Potosí y Oruro-La Paz, pero dentro del procedimiento de la anterior Ley 2150 de Unidades Político Administrativas. Sin embargo, a este número se suma el de Chuquisaca-Santa Cruz, que ya concluyó pero que la región capital del país pide que se reactive, motivado por el conflicto del campo Incahuasi.
El viceministro de Autonomías, Gonzalo Vargas, sostuvo que los cinco procesos abiertos en la anterior Ley 2150 (tres entre Oruro y Potosí y dos entre Oruro y La Paz) se estancaron en el Consejo de Asuntos Territoriales (CAT) y desde entonces no avanzaron, por lo que deben migrar a la nueva Ley 339. Para ello, el Viceministerio pedirá la incorporación de un artículo complementario a la ley Marco de Autonomías para que se cierre el CAT y los procesos de delimitación pasen a la nueva normativa.
Sobre los procesos actuales de delimitación, la autoridad indicó que está adentrando en el tema, ya que recién tomó el cargo hace unas semanas.
Por su parte, el exviceministro de Autonomías Hugo Siles explicó que entre 2015 y 2018 se han delimitado unos 2.000 kilómetros entre departamentos, por ejemplo entre La Paz y Oruro, Chuquisaca y Potosí, Santa Cruz y Cochabamba, Oruro y Cochabamba, entre los más extensos. La metodología de delimitación implica el trabajo por tramos, vale decir por secciones que son acordadas por las partes en conflicto.
En el caso más conflictivo por la coyuntura de Incahuasi, entre Chuquisaca y Santa Cruz, se logró delimitar 510 kilómetros, mientras que entre La Paz y Oruro hubo 30 kilómetros conciliados, 8,7 kilómetros entre Oruro y Potosí; entre Oruro y Cochabamba hay dos procedimientos, uno de 68 kilómetros ( procedimiento en curso)y otro de 11, que está archivado. Asimismo, está activado otro procedimiento entre La Paz y Pando de 111 kilómetros que está en etapa de inicio. Cabe recalcar que estos procedimientos están en diferentes etapas y no han concluido, a excepción del primer caso entre Chuquisaca y Santa Cruz.
Por otro lado, se informó que hay 54 procesos de conflictos de delimitación de municipios que son apoyados por el nivel central del Estado desde el Viceministerio de Autonomías.
El director nacional de Límites del Viceministerio, Camilo Carvajal, explicó en su momento que el 50 o 60 por ciento de los límites están concluidos en Bolivia.
Según datos del Viceministerio de Autonomías, el Estado resolvió al menos cinco conflictos de límites entre los departamentos de Cochabamba-Chuquisaca (2013, 183 kilómetros conciliados), Potosí-Oruro (2014, 88 kilómetros conciliados), Chuquisaca-Potosí (2015, 668 kilómetros conciliados y 92 no conciliados), La Paz-Oruro (2016, con 31 kilómetros conciliados y 33 no conciliados) y Cochabamba-Santa Cruz (2016, con 675 kilómetros conciliados y 99 no conciliados).
Por otro lado, hay varios límites departamentales que no están definidos pero que tampoco han sido activados por las autoridades de los departamentos, como es el caso de Cochabamba-Beni. Las autoridades dejaron en claro que los procesos de delimitación sólo pueden ser activados por los departamentos y que el Estado no actúa de oficio ni interviene más que en la metodología y la búsqueda de consensos. En el caso de los límites municipales, esto es competencia de los Gobiernos departamentales, según el Viceministerio de Autonomías.

ANÁLISIS
Hugo Siles. Exviceministro de Autonomías
“Sólo hay conflictos en límites cuando hay recursos naturales”
La motivación, cuando hay un conflicto de límites, y el conflicto trasciende ya el enfrentamiento, la beligerancia de los habitantes es porque hay, comprendido entre ese límite, algún recurso natural o alguna situación económica que es la que distancia a los departamentos; cuando no hay eso, no hay problema. El tema viene por la motivación económica, de recursos, por eso las autoridades miran en estos temas la oportunidad de conseguir más recursos.
Otro caso, como el de Oruro-Potosí, que también es un límite conflictivo por la existencia de plantaciones de quinua, que también está inactivo, pero en cualquier momento cuando existe algún tipo de recurso natural, algún interés regional, pueden activarse estos procedimientos de conciliación para la delimitación, el nivel central tiene la competencia entre departamentos y las gobernaciones tienen competencia entre municipios, que es otro aspecto muy complejo.

PUBLICIDAD

Comparte
Síguenos en Facebook