Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El exalcalde de Nueva York y asesor de Trump, Rudolph Giuliani, ha anunciado la inminente liberación de tres estadounidenses de origen coreano, detenidos durante los últimos dos años, acusados de diversos delitos contra el Estado y el Gobierno de Corea del Norte. De confirmarse, se trataría del mayor gesto de distensión del dictador Kim Jong-un con vistas a una negociación con Trump para desnuclearizar la península coreana.

Kim Dong Chul. Ciudadano estadounidense aunque nacido en Corea del Sur, fue condenado por espionaje a diez años de prisión con trabajos forzosos, en abril de 2016. Después de vivir unos años en el estado de Virginia, se trasladó a Rason, una ciudad que es zona económica especial, en la frontera entre Corea del Norte y Rusia. Antes de ser detenido, gestionaba allí una empresa hotelera y de servicios comerciales.

Kim Hak Song. Cuando fue detenido en mayo del pasado año, Kim trabajaba en una granja de carácter experimental dedicada a la investigación y el desarrollo agrario, perteneciente a la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang. Se trata de la única institución académica universitaria privada en el país norcoreano, y fue fundada en 2010 con donaciones de grupos cristianos. Se le acusó de actividades contra el estado de Corea del Norte.

Tony Kim. También conocido con el nombre de Kim Sang-duk, también fue detenido hace aproximadamente un año, en su caso en el aeropuerto de Pyongyang. Después de haber dado clases en la Universidad de Ciencia y Tecnología durante algunos años, fue acusado por las autoridades norcoreanas de participar en diversas actividades para derrocar al Gobierno de Corea del Norte. Aunque en ningún momento han sido detallados estos presuntos delitos.