Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
AFP/
Intensos combates se registraban este martes en la ciudad de Farah, oeste de Afganistán, atacada durante la noche por los talibanes que se apoderaron de un distrito provocando el envío de refuerzos de las autoridades afganas.

El ataque comenzó hacia la medianoche y los talibanes tomaron el control de un distrito y de una parte de otro, dijo a la AFP Jamila Amini, una integrante del consejo provincial.

"Los intensos combates continúan y unos aviones acaban de comenzar a bombardear las posiciones de los talibanes", agregó señalando la llegada de "un centenar de comandos" en refuerzo.

Al menos un convoy de las Fuerzas Armadas fue alcanzado por un kamikaze en moto, indicó dando cuenta de víctimas.

Un portavoz del ministerio de Interior, Najib Danish, confirmó el despliegue de refuerzos el martes desde las provincias vecinas, en particular comandos de las fuerzas especiales.

"Las primeras informaciones sugieren que el enemigo sufrió importantes bajas. la Fuerza Aérea afgana y extranjera participan en la operación", dijo en una rueda de prensa en Kabul. Las fuerzas de la OTAN en Afganistán no confirmaron su participación.

Un portavoz del ministerio de Defensa, Mohamad Radmnish, dio cuenta por su parte de dos muertos y 4 heridos entre las fuerzas de seguridad, y "más de diez combatientes enemigos muertos".

"los combates continúan a unos 3 km al norte y al oeste de Farah", dijo, asegurando que "la situación está controlada".

Un responsable tribal, Satar Hisaini, dijo a la AFP que "la situación es muy mala".

"Continúan los intensos combates y los talibanes están en la ciudad, pero los barrios en donde están los cuarteles de la policía y del NDS (servicio de inteligencia afgano) no cayeron", dijo.

"Las fuerzas del NDS en su cuartel general combaten a los talibanes", dijo.

- Provincia alejada -

Los talibanes exhortaron a los habitantes de Farah a permanecer en sus casas y a "conservar la calma", indicó.

"El ruido de las explosiones y los disparos cubren la ciudad", dijo a la AFP un habitante llamado Bilal, que agregó que se veían columnas de humo en el barrio donde está la sede de los servicios de inteligencia.

Farah es la capital de la provincia del mismo nombre, en el oeste de Afganistán, fronteriza con Irán, donde se produce la adormidera, materia prima del opio y la heroína.

En 2017, los talibanes intentaron en tres ocasiones apoderarse de Farah, según la red de analistas Afghanistan Analysts Network.

La ciudad de 50.000 habitantes está en el trayecto del gasoducto TAPI (Turkmenistán, Afganistán, Pakistán e India).

El ataque se produce poco después del lanzamiento de la tradicional ofensiva de primavera de los talibanes, que se interpretó este año como un rechazo tácito de las propuestas de negociación del presidente afgano Ashraf Ghani.

Los talibanes, así como el grupo yihadista Estado Islámico, hicieron saber que intentaban perturbar al máximo las elecciones legislativas previstas para el 20 de octubre.

A fines de abril el grupo EI reivindicó un atentado contra un centro de empadronamiento en Kabul que dejó unos 60 muertos, así como un doble atentado suicida en el que murieron al menos 25 personas, entre ellos el jefe de fotografía de la agencia AFP, Shah Marai, y ocho periodistas más.

7/TENDENCIAS/carousel