Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El juez James I. Cohn evidenció deficiencias en el caso, una enmienda y evidencia ‘legalmente insuficiente’ contra el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro Carlos Sánchez Berzaín que no alcanzó para sustentar el veredicto del jurado que los halló culpables el 3 de abril por los hechos de 2003.

Así se lee en el fallo que divulgó al mediodía de este miércoles por la autoridad judicial que revirtió la decisión de un tribunal ciudadano que el 3 de abril de este año halló culpables a ambas exautoridades por las más de 60 muertes y unas cuatro centenas de heridos provocados por militares en septiembre y octubre de ese año

“Después de que los reclamos de los Demandantes fueron desestimados sin perjuicio siete años atrás, enmendaron sus alegatos e incluyeron una nueva alegación de que sus familiares fueron asesinados conforme a un plan concebido e implementado por los Demandados para matar deliberadamente a civiles a fin de suprimir la oposición a las políticas de los Demandados”, se lee el dictamen al que accedió La Razón Digital.

La rúbrica de Cohn en el fallo que absuelve de culpa a Goni. Foto: La Razón.

“Los Demandantes enfatizaron la importancia de esta nueva alegación al abordar las deficiencias en su caso previamente identificado por el Undécimo Circuito, y en base a esta alegación -y una declaración jurada que corrobora lo mismo- la Corte sostuvo que los Demandantes habían presentado pruebas suficientes para presentar su caso a un jurado. En el juicio, sin embargo, los Demandantes no presentaron ninguna evidencia que respalde esta acusación crítica. Y la evidencia que presentaron los Demandantes es legalmente insuficiente para respaldar el veredicto del jurado dictado a su favor”, se añade.

Los abogados de la defensa del exmandatario conocido como Goni había anticipado que la decisión del jurado puede quedar sin efecto porque existen recursos, como la denominada Regla 50, que permite a un juez anular un caso cuando la evidencia es insuficiente.

No obstante, aún existen instancias de apelación para ambas partes como la Corte de Apelaciones, la Corte Superior e, inclusive, la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, tal como habían anticipado los abogados del caso.

Sánchez de Lozada celebró la decisión y dijo, a través de un comunicado de prensa titulado Justicia para la democracia en Bolivia, que “la evidencia demostró que el gobierno enfrentó la conmoción social en medio de una grave crisis económica, siempre buscando el dialogo y la resolución pacífica de los conflictos, mientras que muchos buscaban destruir la democracia”.

“Sin embargo, seguimos lamentando el dolor y la tragedia que los hechos violentos del año 2003 generaron para decenas de familias de ciudadanos bolivianos. Compartimos la esperanza de que un día no lejano se sepa y acepte toda la verdad. Creemos que este momento nos ofrece una oportunidad para reflexionar sobre lo sucedido, de orar por los que fueron afectados por la violencia, y comprometernos a que esta tragedia nunca más se repita”, añadió.

Por su lado, Sánchez Berzaín se refirió al asunto a través de un breve mensaje en la red social Twitter que la decisión del juez estadounidense es muestra del “respeto al gobierno constitucional de Bolivia derrocado en octubre 2003”.

Para Sánchez de Lozada, “el dictamen final del juez comprobó que mi gobierno, incluyendo al ministro Carlos Sanchez Berzain, actuó de acuerdo con la ley y que nunca tuvo intención de causar daño a nadie. Estoy seguro de que para todos quienes me acompañaron desde el gabinete y el Alto mando Militar, este veredicto confirma lo que siempre estuvo en nuestra conciencia”.


Mauricio Balcázar, quien fue ministro de Comunicación en el primer Gobierno de Sánchez de Lozada (1993-1997), señaló este miércoles a EFE que el hecho de que hubiera “muchas muertes no es evidencia de que hubiera un plan oficial para matar civiles”.

Según Balcázar, este fallo significa que finalmente se va a “desestimar” la decisión del jurado y que no hay “responsabilidad” de Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín en las muertes de civiles.

7/TENDENCIAS/carousel