La TRe sube a su nivel más alto desde 2014 y encarece créditos

Como cada 5 de mes, doña Beatriz se presentó en la agencia del banco que le prestó 97.000 dólares para la compra de su vivienda  con la intención de cancelar la cuota de mayo, pero se encontró con que el valor   se había disparado en 430 bolivianos adicionales.

Los pagos habían comenzado a ser variables después del primer año en que contrajo la deuda, pero el monto nunca creció tanto como ahora. Después de 15 minutos de espera llegó su turno de ser atendida en cajas, aunque nunca sospechó que le faltaría   dinero  para cubrir el pago.

“Tenía 3.850 bolivianos, lo justo para la cuota, tomando en cuenta que en abril ya había pagado casi 250 bolivianos demás. Cuando llegué a la ventanilla, el cajero me dijo: ‘Falta, señora, su cuota es de 4.280’, casi 500 de diferencia. El señor de la caja me explicó que era por la TRe, pero no le entendí muy bien, así que tuve que volver a buscar el dinero que faltaba a mi casa”, señaló.

Esta cliente  pactó su crédito a una tasa de 8%, pero con la TRe subió a más de 11%.

Como el caso de esta comerciante mayorista de piezas y accesorios de computadoras, todas las personas que accedieron a créditos no regulados de consumo, comercio e hipotecario sufrieron el encarecimiento de sus cuotas por el alza de la Tasa de Referencia (TRe) hasta 3,66%,  su nivel más alto desde 2014.

Al 18 de agosto de esa gestión  esa variable  llegó a 4,21%  y tuvieron que transcurrir varias semanas dentro de ese margen, hasta que la tasa volvió a normalizarse y descender.

La TRe se obtiene de la tasa efectiva pasiva promedio de los depósitos a plazo fijo (DPF) de 90 a 180 días. Es decir, si los bancos pagan tasas de interés mayores a los ahorristas  esta tasa  sube en una proporción parecida.

En lo que va de 2018, su valor  pasó de 2,91% el 8 de enero, para ubicarse en 3,28% durante la primera semana de febrero  y alcanzar su punto más alto entre el 3 y el 9 de mayo  con 3,66%.

Los créditos no regulados tienen una tasa de interés que varía desde 6% hasta 24% en los bancos múltiples y PyMes, que adicionan la TRe a ese porcentaje.
  
Según  Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), esta tasa  comenzó a aumentar debido a que los depósitos de la banca crecieron a un ritmo demasiado lento, si se lo compara con otros meses. “La TRe depende enteramente de la tasa pasiva que pagan los bancos a sus depositantes. Como los depósitos han estado creciendo lentamente, entonces los bancos están tratando de atraer más depósitos, mejorando sus tasas de interés, que eso es lo que está haciendo subir la tasa de referencia”, explicó.

Morales apuntó que los depósitos de la gente en las entidades financieras no alcanzarán los registros de “la época de bonanza”  y que los bancos tendrán que ser ingeniosos para atraer a más ahorristas.

“Los depósitos no van a crecer como en los años de bonanza, como entre 2004 y 2014, porque hay menos ingresos para el país. Entonces, los bancos van a tener que hacer algo interesante para atraer a los depositantes  y algo interesante es que paguen mejores tasas de interés”, sostuvo.

La opinión de la banca

José Antonio Sivilá, secretario ejecutivo de la Asociación de Entidades Financieras (Asofin), agregó que el hecho de que la tasa de referencia haya comenzado a incrementarse también se debe a la necesidad de los bancos por obtener liquidez.

“La TRe se refiere a la necesidad de algunos bancos de lograr liquidez en corto plazo. Están optando por una estrategia de lograr liquidez a corto plazo y no pensar tanto en la rentabilidad, ya que se ven afectadas por el incremento del costo financiero, es por eso”, indicó.

Anticipó que lo más probable es que el valor  de la  TRe se mantenga a corto plazo, al menos hasta que las medidas anunciadas por el BCB para el sector comiencen a ser aplicadas.

“Esta tasa se va a mantener, pero en el corto plazo. Una vez que los bancos se beneficien de las medidas que ha anunciado el BCB, como el tema del encaje legal, entre otros, va a tender a regularizarse y volver a sus parámetros normales. Pero hay que tomar en cuenta que las tasas de interés responden a las expectativas de los agentes económicos, que si perciben en el mediano plazo que va a haber una iliquidez, entonces van a seguir aplicando esta estrategia de privilegiar la liquidez en el contrato antes que la rentabilidad”, opinó.

En coincidencia con Sivila, el secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Nelson Villalobos, manifestó que el cálculo de la TRe tiene directa relación con la liquidez de las entidades.

“Las tasas de interés fluctúan en función a las necesidades de liquidez de las entidades financieras o en función a la liquidez existente en la economía. El dinero, como cualquier mercancía, sube de precio (tasa de interés) cuando la liquidez se ve reducida, y a la inversa, baja de precio cuando la liquidez aumenta”, remarcó  Villalobos, en respuesta  a un cuestionario enviado a Asoban por Página Siete.

En cuanto a la incidencia que tiene la TRe sobre la tasa de interés de los créditos de vivienda no regulados, el vocero de la asociación de bancos explicó  que  al porcentaje convenido con el cliente  se adiciona la TRe como “tasa activa”.

“Los créditos de vivienda no regulados generalmente consideran la tasa de referencia para establecer la tasa activa para esta modalidad de créditos. Si el costeo de los fondos a intermediar sube, las tasas de interés de estos préstamos también suben, y cuando la TRe baja, las tasas aplicadas a estos créditos también bajan”, ejemplificó.

Villalobos también hizo notar  que la función de la banca es la “intermediación financiera”  y para tal efecto  las entidades deciden ofrecer menores o mayores tasas de interés sobre sus captaciones, en relación a sus necesidades de liquidez. En esta   particular coyuntura, para continuar con la expansión crediticia.

Testimonios

Manuel
Empleado de una ferretería

Pedí 10.000 dólares para ampliar mi casa. La mutual me congeló la TRe dos años, pero desde enero ya no. De mi cuota de 900 bolivianos, comencé a pagar hasta 1.200 y un poco más  el mes pasado.

Irene Hidalgo
 Auxiliar de administración

A principios del año pasado me saqué un crédito para comprarme un auto. Desde febrero las cuotas ya venían con la TRe y  de pagar 1.400 bolivianos mensuales  estos meses pagué 1.580 y casi 1.700.

Pamela
Comerciante minorista

Viajo a Oruro a comprar mercadería y para eso me saqué un préstamo de 40.000 bolivianos  como crédito de consumo. Esto de la TRe me hace variar las cuentas, porque cada mes sube  mi cuota.

CHRISTIAN TORRES

Abogado independiente

Tengo un crédito hipotecario sobre los papeles de mi departamento. Mi cuota siempre ha estado entre 3.500 y 3.600 bolivianos. Desde febrero me di cuenta que por la TRe la cuota ha empezado a dispararse; hasta 4.200 ya pagué.

Mary Peñaranda

Contadora

Me saqué ese crédito de siete veces tu sueldo  para mi fiesta de matrimonio. Las cuotas eran de 700 bolivianos, hasta que estos dos últimos meses he pagado 1.000 y 1.150. Le reclamé a mi oficial de crédito y me dijo que en mi contrato se incluía la TRe.

Comparte
Síguenos en Facebook