Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Una famosa cita, atribuida a Einstein dice: «Si las abejas desaparecieran de la faz de la Tierra, a los humanos sólo les quedarían cuatro años de vida». La frase es sin duda contundente, y llama la atención sobre el importante papel de los insectos polinizadores, pero se olvida de que hay miles de especies de insectos detrás de la polinización. También se olvida de que Einstein jamás la dijo, y que su origen parece estar en una protesta de apicultores belgas.


El mito de Albert Einstein es tan enorme que, al igual que el Cid, el genio ha seguido batallando después de muerto. Además de su contribución incalculable para la física y la ciencia y de las opiniones que tuvo sobre asuntos importantes, en muchas ocasiones se le ha atribuido cosas que no dijo, o directamente se ha maquillado sus palabras con total libertad. Con motivo de la publicación de una última entrega de artículos de este científico, la revista «Nature» ha recordado algunas de las citas de Einstein que no son de Einstein.

«Parece haber una fuente sin fin de citas en los enormes archivos de Einstein», ha dicho en «Nature» Alice Calaprice, reconocida especialista sobre la figura del científico y compiladora de 1.600 de ellas en «Albert Einstein: el libro definitivo de citas» (Plataforma Editorial).

No, no es tan simple

Einstein es uno de los científicos más citados de todos los tiempos pero, tal como ha constatado Calaprice, muchas de sus supuestas frases en realidad poco tienen que ver con lo que él dijo. Por ejemplo, la cita «todo debe hacerse tan simple como sea posible, pero no más», podría ser, según la experta, una versión reducida de una frase más tortuosa que Einstein sí dijo: «Apenas se puede negar que el objetivo supremo de toda teoría es hacer los elementos básicos tan simples y tan poco numerosos como sea posible, sin renunciar a la representación adecuada de un simple dato».

El científico impartiendo una conferencia-ABC

Ocurre algo parecido con: «Lo más incomprensible del Universo es que sea comprensible». Según Alice Calaprice, lo más parecido a esto que Einstein sí dijo es la siguiente expresión: «El misterio eterno del Universo es su comprensibilidad... El hecho de que sea comprensible es un milagro».

Dios y los dados

La cita de «Dios no juega a los dados» procede de una carta que le escribió a Max Born y que ha sido traducida muchas veces de varias formas. Lo más fidedigno es: «La Mecánica Cuántica nos aporta mucho, pero no nos acerca al secreto del Viejo. Yo, en todo caso, estoy convencido de que Él no juega a los dados». En ningún momento Einstein usa la palabra Dios. Más bien la palabra «Viejo» se usa como una personificación de la naturaleza.

En ocasiones, al científico se le han atribuido cosas que nunca ha dicho ni por asomo. Según unos voluntarioso e imaginativo astrólogo suizo escribió en 1965, el genio alemán opinó una vez: «La astrología es una ciencia que en sí misma contiene un iluminador cuerpo de conocimiento. Me ha enseñado muchas cosas y estoy profundamente en deuda con ella». En relación con esta pintoresca creencia, la astrología, Einstein dijo, en una carta a Eugene Simon: «Estoy totalmente de acuerdo contigo en relación con la pseudo-ciencia de la astrología. Lo interesante es que este tipo de superstición es tan tenaz que podría persistir durante muchos siglos».

Un sociólogo le atribuyó la siguiente frase: «No todo lo que puede contarse cuenta, y no todo lo que cuenta puede contarse». La escritora Rita Mae imaginó que Einstein podría haber dicho: «La definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes».

En todo caso, tanto frases ciertas como inventadas muestran la enorme autoridad de Einstein. Una autoridad de la que él mismo era consciente, pero con la que aparentemente no se sentía del todo cómodo: «Para castigarme por mi desprecio por la autoridad, el destino me ha convertido en una autoridad».

Aparte de las ya comentadas, Einstein tiene muchos otros ejemplos de citas que invitan a pensar:
Relatividad

-Una hora sentado con una chica guapa en un banco del parque pasa como un minuto, pero un minuto sentado sobre una estufa caliente parece una hora. (Explicación de la relatividad dada por Einstein a su secretaria Helen Dukas para que la repitiera ante periodistas y profanos en el tema).

Dios y religión

-No puedo imaginar un Dios que recompense y castigue los objetos de su creación. Tampoco puedo creer que el individuo sobreviva a la muerte del cuerpo, aunque los espíritus débiles sostienen dicha idea por miedo o por un egoísmo ridículo. Para mí resulta suficiente contemplar el misterio de la vida consciente perpertuándose a lo largo de la eternidad. (De «What I Believe», Forum and Century 84, 1930).

Razas y prejuicios

-La raza es un fraude. Todos los pueblos modernos son un conglomerado de tantas mezclas étnicas que no existe ninguna raza pura. (De una entrevista en Saturday Evening Post).

Nacionalismos

-Es posible ser ambas cosas. El nacionalismo es una enfermedad infantil. Se trata del sarampión de la humanidad. (Cuando le preguntaron si se consideraba alemán o judío, 1929).

Guerra

-No sé (qué armas se usarán en la Tercera Guerra Mundial). Pero puedo decirle cuáles se usarán en la Cuarta: ¡piedras! (De una entrevista en 1949).

Vida y éxito

-Solo una vida vivida para los demás es una vida que ha valido la pena (Citado en el New York Times, 1932).

7/TENDENCIAS/carousel