Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, negó que el presidente Evo Morales favoreciera en algún momento a una de las empresas que se adjudicaron contratos para la organización de los Juegos Sudamericanos, que tendrán lugar en Cochabamba.

Mediante su cuenta oficial en Twitter, la autoridad sostuvo que "las contrataciones directas en situaciones excepcionales son totalmente legales. El Presidente Evo jamás se ha reunido ni pronunciado a favor de ninguna empresa". 

PUBLICIDAD


La polémica surge en medio de denuncias que vinculan al exministro de Culturas, Pablo Groux, que obtuvo un contrato de más de 11 millones de bolivianos para la inauguración y la clausura del evento deportivo regional; además, la empresa que perdió en esa propuesta, Arte Bolivia SRL, se hizo después de más de un millón de bolivianos por organizar el traslado de la llama olímpica, pese a tener deudas de alquiler y con uno de sus trabajadores.

Arce enfatizó que fue el primer mandatario quien pidió revisar los procesos de contratación ante las acusaciones de la oposición, negando la versión que dieron los representantes de Arte Bolivia, quienes afirman que fue Morales quien escuchó su oferta.

En la víspera el senador Oscar Ortiz reveló que un total de 13 empresas se adjudicaron 17 contratos para suministrar los implementos en los Juegos Suramericanos 2018: el monto por las distintas adquisiciones alcanza los 46.490.498 bolivianos y recordó que hasta el momento ya se adjudicaron 201 procesos por vía directa por más de 119 millones.

Esta mañana el vicepresidente Álvaro García Linera sostuvo que "las contrataciones directas (para el evento) son legales, hay una norma que establece que bajo ciertas circunstancias las contrataciones directas son correctas".

Publicidad

7/TENDENCIAS/carousel