Países del tren bioceánico fijan reunión clave en Ilo para inversión y operación del Comité Ejecutivo

El proyecto del tren bioceánico avanza, aunque hubo demora en la toma de decisiones debido a la situación política en Perú y Brasil, que implicó el cambio de ministros que trabajaban en el proyecto con el resto de los socios. Ahora está fijada para el 1 de junio una reunión clave en Ilo para avanzar en el tema del financiamiento y la operación del hoy Comité Ejecutivo del emprendimiento.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, hizo una evaluación del avance del megaproyecto que involucra a varios países y que es alentado por Bolivia para unir a través de su territorio los océanos Atlántico y Pacífico con vista a mercados de Asia. Tiene varios componentes que se trabajan para su viabilidad, entre ellos aspectos migratorios y de aduanas.

Bolivia, Brasil, Perú, Paraguay y Uruguay se encuentran entre los socios del proyecto interoceánico. Cuatro de ellos ya confirmaron su asistencia a la reunión del 1 de junio en la región peruana de Ilo, donde se espera desembocará el tren para llegar a los mercados asiáticos, para dar continuidad a las gestiones tendientes a hacer realidad la iniciativa de infraestructura, en el que también tienen interés Suiza y Alemania como financiadores.

“Tendremos una reunión para tomar decisiones en cuanto al avance del tren bioceánico, toda vez que nuestros equipos técnicos han ido trabajando. Se ha definido el organigrama, el reglamento de esta Secretaría Técnico que lo estamos llamando Comité Ejecutivo que empezará a funcionar ya, y tenemos que ver el tema de financiamiento”, sostuvo en una entrevista con la estatal Patria Nueva.

Uno de los objetivos era concluir el tema de la preinversión en este año para el siguiente iniciar la inversión, pero “es un tema que va un poco despacio por el cambio que ha habido en los países,  hemos tenido cambios de ministros de Transporte en Perú y Brasil y que un poco eso nos ha demorado en la toma de decisiones”.

Para el 1 de junio , sin embargo, se perfila “tomar decisiones en cuanto a los estudios de preinverión”. Suiza y Alemania, que formaron un consorcio, expresaron interés en hacerse cargo de los estudios, aunque también hay disposición de apoyo de la CAF - banco de desarrollo de América Latina y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El denominado Corredor Ferroviario de Integración también involucra otros componentes, como el migratorio y el aduanero. Justamente para tratar ese tema habrá una reunión bilateral el 31 de mayo entre autoridades de Bolivia y Perú.

“Pensar en un corredor ferroviario en las actuales condiciones es prácticamente inviable, tenemos que pensar en un corredor que permita llegar desde Santos hasta Ilo sin tener interrupciones en Brasil, Bolivia y Perú”, consideró y recordó que la administración boliviana invirtió $us 7 millones en un proyecto de factibilidad que demostró su viabilidad.

En un reciente foro se demostró que Mato Grosso, Brasil, hasta 2019 exportará 35 mil millones de toneladas de granos, cifra que se incrementará sumando la boliviana y peruana. Solo esos datos muestran la viabilidad y rentabilidad del proyecto. 

Comparte
Síguenos en Facebook