Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Pablo Castellón, quien pretendía dictar cátedra en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) con título falso de Neurocirujano, fue sentenciado a tres años de cárcel luego de haber admitido su delito y solicitado un juicio abreviado, informó la representante legal de la Casa de Estudios Superiores, Lourdes Alba.

Tras conocer el fallo judicial dictado en contra del acusado, la abogada de la UMSA detalló que esta persona no permanecerá en la cárcel luego de solicitar la suspensión condicional de su pena. La audiencia se cumplió en el mes de abril ante la juez, Segundo de Instrucción en lo Penal, Wiat Belzu.

Castellón, exfuncionario de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que fue acusado de ejercer la profesión médica, con la especialidad de Neurocirugía, con un título profesional falso se acogió hoy al derecho al silencio durante su declaración informativa. La UMSA decidió sumarse a la querella en su contra.

El impostor fue aprehendido el 28 de febrero, según la denuncia, ejerció la profesión de médico con título falso entre 13 a 15 años. El jefe de la División Anticorrupción de la Felcc de La Paz, mayor Luis Fernando Guarachi, señaló, entonces, que Castellón sólo había vencido cuatro materias en la Carrera de Medicina de la UMSA, pero que el falso profesional trabajó en varias instituciones e incluso se encontró que en su Carnet de Identidad, figuraba como médico.

CONSULTOR OPS

Según la Policía, al momento de la aprehensión se lo identificó como dependiente de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“El señor Pablo Castellón ha solicitado el procedimiento abreviado, luego de haber reconocido la autoría del hecho denunciado y el Ministerio Público ha presentado este requerimiento ante la autoridad jurisdiccional, se ha desarrollado la audiencia y se lo ha sentenciado a tres años de reclusión en el penal de San Pedro. La defensa del señor Castellón ha solicitado la suspensión condicional de la pena”, detalló Alba a EL DIARIO.

En este sentido, siendo que fue su primer delito por el cual fue sentenciado, Castellón logró su libertad.

La abogada mencionó que ninguna otra institución se presentó como denunciante y la UMSA cumplió con la búsqueda de la sanción de esta persona que terminó de hacer la devolución de 8.000 bolivianos, a la cuenta de la esa casa de estudios superiores.

El dinero corresponde al pago que Castellón percibió por haber dictado un curso de Posgrado en la Carrera de Medicina.

7/TENDENCIAS/carousel