Subastaron en USD 600.700 el tríplex de lujo por el que condenaron a prisión a Lula da Silva

Lula da Silva, retratado en 2014 en una visita al triplex en el condominio Solaris junto a Léo Pinheiro, el ex presidente de OAS, la empresa acusada de corrupción que le habría regalado el departamento

El triplex en la costa de Sao Paulo por el que el ex presidente brasileño Lula da Silva entró a prisión, acusado de haberlo recibido como un soborno, fue vendido este martes en una subasta en internet por 2,2 millones de reales (unos 600.700 dólares).

Una única oferta fue formulada menos de cinco minutos antes de la hora de cierre fijada por la web a cargo de la subasta, aunque el anuncio había sido visto más de 50.000 veces.

En la página se puede ver cómo el comprador realizó la adquisición desde la capital, Brasilia, pero su identidad no fue revelada.

El lujoso departamento que Lula niega como suyo

A la espera de que se resuelvan todos los detalles administrativos, el triplex sigue a nombre de OAS, la constructora acusada de haber ofrecido ese inmueble a Lula a cambio de favores en la atribución de contratos públicos con la estatal Petrobras.

El ex mandatario, preso en Curitiba desde el pasado 7 de abril, fue condenado a 12 años y un mes de prisión por corrupción por este caso.

Los 2,2 millones de reales, el monto mínimo estipulado para la puja, corresponden precisamente al total de sobornos que los fiscales atribuyen al ex presidente (2003-2010), equivalentes al costo del apartamento y su remodelación.

El edificio Solaris en Guarujá

La subasta de la vivienda fue aprobada en enero por el juez anticorrupción Sergio Moro, que condenó a Lula a 9 años y seis meses de prisión en julio pasado, pena que un tribunal de segunda instancia aumentó en enero. A finales de enero, Moro determinó que el valor de la venta debería ir a los cofres de Petrobras.

Lula, de 72 años, se declara inocente y asegura que no hay pruebas de que ese triplex fuera suyo.


El apartamento, de 297 m2 y situado en Guarujá, un balneario cercano a Sao Paulo, tiene cuatro habitaciones, piscina y un espacio para hacer barbacoa, según la descripción de la web de la subasta.

El pasado 16 de abril, el inmueble fue ocupado simbólicamente por una treintena de militantes del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) y del Frente Pueblo Sin Miedo que desplegaron pancartas contra la cárcel de Lula y reivindicando con ironía que si el apartamento era de Lula, entonces, era también del pueblo.

Seguidores de Lula entraron al tríplex el pasado 16 de abril para protestar contra la causa judicial


El edificio Solaris tiene vista al mar de Guarujá


Con información de AFP

Comparte
Síguenos en Facebook