Tarija - Diputado Castillo: Ley Social pone en peligro de toma a las empresas e inversión

Los empresarios a nivel nacional, de todos los niveles, tienen que hacer abrogar esta Ley, si permiten que continúe en vigencia es atentatorio a la propiedad privada.

Fernando Barral Zegarra
La Ley de la Empresa Social que entró en vigor en Bolivia, pone en peligro, no solamente a las grandes empresas privadas, sino también la mediana y la pequeña además de que ahuyentará las inversiones que podrían efectuarse en el país.

“Quiere decir, quién va venir a invertir, a tener un emprendimiento en Bolivia, porque no hay seguridad legal, cualquier empresa que pueda tener un motivo de quiebra o iliquidez, no podrá cerrarse, los trabajadores hacen su empresa social y se apropian”. La advertencia es del diputado de oposición, Mario Castillo Noguera, al añadir que esta ley atenta la propiedad privada y todas las empresas pueden comenzar a tener más problemas de los que ya tienen, con el riesgo de ser tomadas por los empleados.

Castillo leyó el Artículo dos de la Ley que menciona: “la empresa social es la constituida por los trabajadores o trabajadoras activos de una empresa privada que se encuentre en proceso, concurso preventivo, quiebra o liquidación.

“Cerrada o abandonada de forma injustificada, cuya finalidad es reactivar y reorganizar en defensa de las fuentes de trabajo y en resguardo del interés social”, terminó de leer al insistir que este instrumento legal es un riesgo para las empresas privadas.

El diputado dijo que los empresarios, de todos los niveles tienen que hacer abrogar esta Ley, si permiten que continúe en vigencia es atentatorio a la propiedad privada. En este marco ningún empresario tendrá interés en invertir más.

Cuestionado por qué recién sale ahora y no cuando este instrumento era tratado en la Asamblea nacional, respondió que la oposición es minoría, muchos se expresaron en contra de la ley; sin embargo, la mayoría del Movimiento Al Socialismo MAS se impuso pese a los argumentos en contra.

“Ahora los trabajadores o fabriles que estén en una empresa, pueden jugar chueco y decir pongámonos de acuerdo y hagamos fracasar esta empresa, y de la noche a la mañana siendo trabajador o fabril, se convierte en empresario privado“, advirtió.

No obstante, el diputado por el MAS, Alex Mamani Huarachi, negó que esta Ley dé margen a la toma de empresas privadas en funcionamiento, es para aquellas dejadas, abandonadas o que tienen problemas, no para las que están bien.

Añadió que el instrumento legal es para permitir que algunas empresas paralizadas, porque el dueño se escapó, sean reactivadas por los trabajadores de manera que la empresa vuelva a funcionar generando fuentes de empleo y que produzca.

Comparte
Síguenos en Facebook