Un gobernador mexicano afirmó que un cártel narco recluta a ex guerrilleros colombianos y militares extranjeros

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha contratado y reclutado a ex guerrilleros y ex militares extranjeros para su adiestramiento.


Esto lo afirmó el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, luego de que un noticiario matutino de Televisa informara sobre la presunta contratación de ex guerrilleros y ex militares colombianos y de otras nacionalidades para las operaciones del CJNG.

La televisora informó que esto ha ocurrido sobre todo a partir del acuerdo de paz que alcanzó el gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que dejó sin actividad a muchos de sus integrantes.

Sobre el tema, el gobernador estatal dijo: "Tenemos informes, no de ahora, sino desde hace cinco años, en los que hemos señalado la articulación de este cártel con gente experta de Colombia y de otras partes del mundo, gente que ha tenido práctica y adiestramiento en el tema de guerrilla o inclusive militar, y que son los que han venido contratando para capacitar a su gente".

Esto lo saben las autoridades locales, dijo, porque durante su administración han asegurado campamentos de adiestramiento y detenido a extranjeros que brinda la capacitación a miembros del cártel en zonas serranas de difícil acceso.

"En las detenciones que hemos hecho y sobre todo en los lugares que hemos intervenido, en los campamentos donde entrenan a esta gente, hemos encontrado por supuesto antecedentes de gente que viene de Colombia, no todos, pero sí hemos encontrado células que han participado en otros cárteles", dijo.

El CJNG, que emergió en 2010, es hoy una de las organizaciones criminales más peligrosas y violentas de México.

En medio de los cuestionamientos de empresarios y distintos sectores de la sociedad civil al gobierno federal por el repunte de la violencia en México, el gobernador tiró también de la cuerda al asegurar que la información sobre el CJNG la entregó a la Procuraduría General de la República (PGR) hace casi cuatro años.

Aunque el gobernador no dio más datos sobre el tema ni reveló nombres de presuntos colombianos detenidos en Jalisco y vinculados con el CJNG, en marzo pasado las autoridades federales y estatales detuvieron a un colombiano de nombre Mauricio Valera Reyes, "El Manotas", a quien señalaron como operador financiero del cártel.

Las autoridades federales también afirmaron que "El Manotas" habría mandado matar a dos agentes de la Agencia de Investigación Criminal secuestrados en Nayarit.

Antes, el 10 de marzo de 2017, la prensa local informó del asesinato en Puerto Vallarta, Jalisco, de un hombre a quien identificaron como "El Colombiano", de 28 años, uno de los más cercanos operadores financieros del "Mencho".

Su asesinato lo atribuyeron a un sicario que trabajaba para Carlos Enrique Sánchez Martínez, "El Cholo", antiguo jefe de seguridad del propio Nemesio Oseguera, y quien terminó separándose de la organización para fundar el Cártel Nueva Plaza que hoy le disputa territorio a la gente del "Mecho".

De hecho, las autoridades atribuyen los recurrentes episodios de violencia en la entidad y aun el secuestro y asesinato de los tres estudiantes de cine a la pugna que mantiene el CJNG y el Cártel Nueva Plaza.

"Lo que estamos hoy viviendo es algo que nunca se había visto", dijo el fiscal del estado, Raúl Sánchez Jiménez, al atribuir las balaceras recientes en distintos puntos de Guadalajara a las detenciones de Rosalinda González Valencia, esposa del líder del cártel, Nemesio Oseguera, "El Mencho", y de Juan José Farías, "El Abuelo", ex líder de un grupo de autodefensas y ahora presunto operador del CJNG.

La esposa de Nemesio Oceguera, líder del CJNG, fue detenida esta semana en la zona metropolitana de Guadalajara.

Este último, por cierto, tendrá que ser liberado en las próximas horas, luego de que un juez consideró ilegal su detención porque las autoridades no la llevaron a cabo como habían dicho.

El funcionario describió al CJNG como el más peligroso y lo describió como "un grupo delictivo con alta capacidad de fuego, con alta capacidad de coacción e infiltración, y que en muchos sentidos se ha mimetizado con distintos sectores de la sociedad".

El fiscal advirtió que este grupo criminal, considerado un "objetivo prioritario" por el gobierno federal, no comenzó a operar ayer. "En 2013 este gobierno (estatal) advirtió de su peligrosidad y hasta ahora se ha hecho frente a la situación, sin reparar en la complejidad que tiene para una corporación local desarticular una organización criminal de esta magnitud".

Comparte
Síguenos en Facebook