Un joven, a punto de morir al contraer una peligrosa infección por morderse las uñas

Luke Hanoman, de 28 años y padre de dos hijos, casi muere por una sepsis que fue provocada tras haberse mordido las uñas, según informa Mirror.

Hanoman comenzó a sentirse mal después de morder la piel de una de sus uñas. Durante una semana, el joven luchó aparentemente contra los síntomas de la gripe, sin darse cuenta de que una infección se estaba extendiendo a través de su sangre.

Cuando finalmente lo llevaron al hospital, pasó cuatro días bajo observación las 24 horas y le dijeron que tenía «suerte de estar vivo».

Ahora bien y en forma, el operador de almacén de Birkdale, Southport, está tratando de concienciar sobre los síntomas. «Solía morderme las uñas todo el tiempo. Era algo nervioso. Y un día mordí la piel por el costado de mi uña. Me dolió un poco, pero no pensé nada. Estuve trabajando toda la semana y empecé a tener síntomas parecidos a los de la gripe que empeoraban gradualmente. Tenía sudores fríos, estaba temblando y luego estaba caliente. Y entonces mi dedo comenzó a hincharse y tuve ese latido insoportable. Empecé a estar muy raro y no podía concentrarme».

Luke, que tiene dos hijos de seis y cinco años, se fue a casa del trabajo el viernes y prometió descansar durante el fin de semana. «Pensé que podría dormir. Me acosté el viernes a la noche y trabajé a las dos de la tarde del día siguiente. Mi madre vino a verme y me preguntó si estaba bien porque debería haber estado despierto para entonces. Le dije que no me sentía bien».

La madre de Luke llamó urgencias. «Mi madre me llevó corriendo al hospital. Lo siguiente que supe es que estaba en una camilla con un goteo en el brazo».

Luke tenía líneas rojas por todo el cuerpo, un signo común de que se está propagando una infección, y una temperatura extremadamente alta.

La sepsis es una complicación que se desarrolla después de una infección. El sistema inmunitario del cuerpo comienza a funcionar a toda marcha, lo que puede provocar un suministro sanguíneo reducido a los órganos. Si no se trata, puede provocar insuficiencia orgánica múltiple y la muerte.

Los médicos le dijeron a Luke que tuvo suerte de estar vivo. Pasó cuatro días en Southport Hospital, donde le trataron con antibióticos. «Fue bastante aterrador», dijo Luke. «Estaba en observación las 24 horas. Me dijeron que tuve suerte. Estaba cerca del shock séptico. Los doctores y las enfermeras fueron realmente buenos. No me dijeron lo malo que era porque creo que intentaban no preocuparme demasiado. Cuando me sentía mejor, me dijeron que tenía suerte de estar vivo».

Hay alrededor de 123.000 casos de sepsis en Inglaterra cada año. Según el NHS, alrededor de 37.000 personas mueren cada año de esta infección.

Los síntomas incluyen sentirse letárgico, tener una temperatura alta y respiración rápida. También incluyen mareos, diarrea y piel moteada.

Morder las uñas puede causar una enfermedad grave. Shamir Patel, fundadora y farmacéutica de Chemist-4-U.com, dice: «Quitar la piel alrededor de las uñas puede dejar heridas abiertas que pueden infectarse rápidamente. Parece una historia de terror médica, pero es un hecho que la sepsis y otras infecciones pueden ser causadas por alguien que accidentalmente muerde la piel. Cualquiera que tenga la costumbre de morderse las uñas debe conocer los riesgos involucrados y hacer todo lo posible para detenerlo».

Comparte
Síguenos en Facebook