Venezuela rechaza informe de panel en OEA que denuncia crímenes de lesa humanidad

Venezuela rechazó enérgicamente un informe de expertos internacionales independientes convocados por la secretaría general de la OEA, que concluyó que hay "fundamento suficiente" de crímenes de lesa humanidad en ese país y recomendó remitir la evidencia a la Corte Penal Internacional (CPI).

"No es más que una grotesca farsa mediática", señaló en un comunicado la misión venezolana ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuestionando la atribución del secretario general, Luis Almagro, para realizarlo.

Caracas, que ya denunció en noviembre pasado el "uso y abuso" de la plataforma de la OEA para "desestabilizar y derrocar" al gobierno de Nicolás Maduro, insistió en que el panel fue creado a "iniciativa personal" de Almagro e integra "una campaña de propaganda contra el Estado venezolano", que solo busca desestabilizar las instituciones democráticas y generar "caos" y "violencia interna en Venezuela.

El texto volvió a cuestionar la "integridad moral" del exfiscal de la CPI Luis Moreno Ocampo, a quien Almagro le había encomendado diseñar y conducir las audiencias del panel, pero a quien le agradeció sus servicios antes de que concluyeran.

Moreno Ocampo, bajo investigación de la CPI tras denuncias periodísticas de transacciones financieras inadecuadas, sugirió entonces que el gobierno de Maduro estaba detrás de las denuncias de prensa en su contra, que alegan que posee una empresa en un paraíso fiscal.

La delegación venezolana ante la OEA también señaló las "debilidades éticas y parcialidad del trío de activistas anti venezolanos", en alusión a los juristas que integran el panel: Manuel Ventura Robles (Costa Rica), Santiago Cantón (Argentina) e Irwin Cotler (Canadá).

Además, dijo que los testimonios recibidos en las audiencias públicas fueron de "fugitivos de la justicia venezolana, interesados en asegurar su propia impunidad" y subrayó la falta de transparencia sobre el origen de los fondos para la investigación.

"La práctica negativa que se ha instaurado en la OEA de publicar informes, emitir declaraciones y convocar a eventos a nombre de la Organización, sin que en realidad respondan a un consenso o mandato de los Estados Miembros, sólo profundizará la crisis institucional de la OEA", concluyó.

Maduro anunció en abril de 2017 el retiro de su país de la OEA, un proceso que tomará dos años.
 
Comparte
Síguenos en Facebook