Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El arquero de Oriente Petrolero terminó molestó con su entrenador porque lo cambió tras el primer tiempo, en la derrota ante The Strongest (0-1). Dice que analizará la situación con la dirigencia.


El arquero de Oriente Petrolero Diego Zamora no se guardó nada y disparó contra Néstor Clausen, ya que se sintió “perjudicado” porque lo cambió tras el final del primer tiempo, en la derrota ante The Strongest (0-1). Además, señaló que esta incómoda situación “viene” desde su llegada. Analizará el problema con la dirigencia y su representante.

“Lastimosamente el técnico decide sacarme”, empezó a relatar Zamora, de cómo percibió la decisión que asumió Clausen tras un error que, por fortuna, no le costó un gol. “No entiendo por qué, no entiendo por qué ese perjuicio hacia mí, pero bueno como siempre fui profesional, respeté sus decisiones”, añadió Zamora tras el final del compromiso. 

Ante la consulta de que si era del agrado de Clausen dijo que siempre fue así. “La verdad que esto viene desde un principio (su llegada), creo que siempre uno trata de hacer las cosas bien de principio a fin”, expresó el chapaco, que no descartó sostener una reunión con la dirigencia y con su representante para analizar los pasos a seguir tras la actitud del argentino.

Zamora fue claro y dijo que no se quiere ir de Oriente porque considera que aún tiene mucho para dar en el equipo refinero. “La verdad que no (no se quiere ir), Oriente es muy grande, estoy contento aquí. Me gusta la presión de los equipos grandes”, dijo. El portero tuvo un cruce de palabras con Jorge Paredes, pero después limaron asperezas y no ve justo que por eso o su error, lo hubieran cambiado.

“La verdad que me siento perjudicado, no merecía salir, pero como te digo siempre fui profesional y acaté las decisiones del entrenador”, concluyó el guardameta, que puede dejar la institución.

Lo que pasó

Zamora no salió a cortar un balón y puso en peligro su arco, en el minuto 45. En ese momento, Paredes le reclamó airadamente por su pasividad, por lo que generó la respuesta del portero en el mismo tono, por lo que tuvieron que intervenir los compañeros y el árbitro para que no pase a mayores. Después ambos jugadores se dieron la mano y todo quedó ahí.

“Con Paredes tenemos una gran amistad. Son cosas del partido, siempre pasa”, señaló Zamora.

7/TENDENCIAS/carousel