Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
En un final dramático y sorpresivo, con la votación que se terminó dando vuelta de manera inesperada, la Cámara de Diputados le dio media sanción esta mañana al proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. A las 9.51 de la mañana, la votación arrojó 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención. El proyecto pasa ahora a ser debatido en el Senado.

Diputados del Parlamento argentino celebran el resultado de la votación en el debate para aprobar la interrupción voluntaria del embarazo. Foto:DPA

El debate fue extenuante, de casi 23 horas sin interrupciones y cargado de tensiones, con arduas negociaciones en paralelo con los discursos en el recinto. La importancia del tema hizo que a la hora de la votación, en un hecho muy poco usual, todos los diputados estuvieran sentados en sus bancas. Los legisladores a favor, la mayoría identificados con los pañuelos verdes de la campaña nacional por el aborto seguro, libre y gratuito, estallaron en gritos de júbilo. Los que se oponían no pudieron ocultar sus caras largas, en un tema que generó una grieta inconciliable, transversal a los distintos bloques, sin distinción de colores partidarios, género o edad de los legisladores.

El escenario fue cambiante y dramático toda la noche y la madrugada. Cuando parecía que el proyecto iba a ser rechazado, cuando todos los conteos daban 128 en contra a 126 a favor, poco después de las 8 de la mañana sobrevino el vuelco: un tuit del justicialista pampeano Sergio Ziliotto -quien ya estaba a favor- anunció que se sumaban a la aprobación los otros dos peronistas de La Pampa, Melina Delú y Ariel Rauschenberger. Ambos estaban contabilizados firmes en contra, pero Ziliotto -y también se afirma que intervino el gobernador Carlos Verna- hizo un largo trabajo de convencimiento.

Final del debate por la ley de despenalización aborto en Cámara Diputados. Foto David Fernández

“Junto a Melina Delú y Ariel Rauschenberger, los 3 diputados nacionales peronistas por La Pampa votaremos a FAVOR de la despenalización del aborto”, fue el texto que difundió Ziliotto. La votación se daba vuelta. Poco después, llegó la confirmación -el dato se manejaba desde la noche del miércoles- de que el macrista por Tierra del Fuego, Gastón Roma, persuadido por las diputadas de Cambiemos activas en la campaña proaborto, viraba de voto en contra a voto a favor.

Si bien fueron decisivos, no fueron los únicos aportes. Los últimos indecisos que empezaron a marcar a tendencia favorable a la aprobación fueron otro fueguino, Héctor Tito Stefani, el radical puntano José Luis Riccardo -que propuso modificaciones aceptadas al texto, y pasó de abstención a voto a favor con un encendido discurso- y antes, la santiagueña Mirta Pastoriza del Frente Cívico, entre otros.

Debate por la ley de despenalización aborto en Cámara DiputadosFoto David Fernández

Pero no alcanzaba. Tal fue así que un grupo de las principales impulsoras de la campaña en Diputados, Victoria Donda (Libres del Sur), Brenda Austin y Karina Banfi (UCR), Cecilia Moreau (Frente Renovador), salieron a pedir en desesperada rueda de prensa que la Casa Rosada entrara en acción, tratando de evitar una derrota anunciada. El conteo en ambos bandos en pugna marcaba 128 a 126, pero en rechazo del proyecto. La apuesta de los que estaban a favor era la intervención del Gobierno para “bajar” diputados del Pro a la hora de votar. Sin embargo, parecía una botella al mar. Mauricio Macri había hecho saber que el Ejecutivo no iba a intervenir para inclinar la balanza, y en Pasos Perdidos se escucharon voces furiosas contra el ministro Rogelio Frigerio, que “cerró el celular y no atiende a nadie”.

Al sector a favor del proyecto le habían fallado las gestiones para dar vuelta el voto de un par de diputados y el tiro de gracia parecía ser el del macrista tucumano Facundo Garretón, indeciso que se terminó volcando por la negativa después de muchas idas y venidas, y de haber estado a favor hace semanas cuando arrancó el debate.

El desenlace para que el proyecto tuviera media sanción llegó del peronismo pampeano. Sorpresa para todos. El peronismo tendrá ahora también la máxima responsabilidad por la suerte del proyecto en el Senado, donde tiene mayoría.

7/TENDENCIAS/carousel