Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Paz, 5 de junio (ANF). – La Policía Boliviana dejó solo al subteniente Cristian Casanova y lo procesó por el delito de homicidio culposo en el marco de las investigaciones del caso de la muerte del estudiante de la Universidad Pública de El Alto, Jonathan Quispe Vila.

La semana pasada, el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, coronel Freddy Medinacelli, anunció que la Policía se querellaría contra Casanova por no cumplir con los procedimientos policiales estipulados y por utilizar un objeto prohibido.

“Para nosotros (debe ser acusado) por homicidio culposo”, manifestó entonces.

Luego los altos mandos de la Policía Boliviana cumplieron lo anunciado y los primeros días de junio interpusieron una querella contra Casanova por el mencionado delito alegando que el acusado se apartó de la normativa que regula el desempeño de la actividad policial.

“Sobre el sensible fallecimiento de Jonathan, se activó una investigación absolutamente transparente e imparcial, aquí no existe nada preparado o armado y cuando nos necesiten estaremos presentes ante cualquier instancia”, indicó el comandante de la Policía Boliviana, general Faustino Mendoza.

Además, el coronel Medinacelli dijo que entregaron documentos a la Fiscalía para que se cuente con todos los elementos para acusar a Casanova.

Indicó que la canica que impactó a Jonathan es común, pero su uso es prohibido para los policías, porque no es convencional y no es parte del equipamiento que dota el Ministerio de Gobierno.

Sin embargo, el abogado del subteniente, Juan Carlos Vaca, negó que su defendido haya disparado la canica en contra de la humanidad de Jonathan.

Indicó que los indicios presentados por el Ministerio Público no identifican claramente a Casanova como responsable del hecho.

Jonathan falleció el pasado 24 de mayo después de que una protesta de la UPEA fue reprimida por la Policía en El Alto.