Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) iniciarán el próximo 2 de julio en Cuba el último ciclo de diálogos de paz bajo la gestión de Juan Manuel Santos, quien deja el poder el 7 de agosto en manos de Iván Duque.


"El sexto ciclo de #DiálogosPorLaPaz entre las delegaciones del Gobierno Nacional y del ELN se iniciará el próximo lunes 2 de julio en La Habana, Cuba", escribió en Twitter la delegación de paz del Gobierno.

Como ha sido habitual en las conversaciones, cada ciclo suele extenderse por cinco semanas, que en este caso coincidiría con el fin del gobierno de Santos y el inicio de la gestión de Duque.

Cuba acoge los diálogos desde mayo de este año. Antes, los diálogos se realizaban en Quito.

La gestión de Santos abordará su última ronda de diálogo con el ELN antes de entregar el mando (AFP)

Según aclaró el ELN en un comunicado, el ciclo debía iniciar este lunes 25, pero fue a pedido del gobierno de Santos que se postergó para julio.

"Las razón expuesta por la delegación de gobierno para hacer este nuevo aplazamiento es el empalme que está realizando con el gobierno entrante, sobre la continuidad de los procesos de paz", indicó la guerrilla.

"Esperamos que dicho empalme sea para garantizar el desarrollo de la agenda de diálogos y del diseño del proceso de paz, pactados el 30 de marzo de 2016, de tal manera que la paz sea una política de Estado", agregó el comunicado.

EL ELN, última guerrilla activa en Colombia, expresó su "preocupación por las declaraciones del presidente electo, donde desconoce lo avanzado en esta Mesa de conversaciones y establece condiciones diferentes, a las pactadas hasta ahora con el Estado".

Iván Duque, flamante presidente de Colombia, pretende que los líderes del ELN sean penalizados judicialmente

Duque, heredero político del expresidente Álvaro Uribe, pide la concentración con verificación internacional de la guerrilla y que esta cese sus "actividades criminales" para mantener las conversaciones de paz.

Aunque está a favor de la reinserción social de los miembros del ELN, Duque considera que sus líderes deben ser penalizados judicialmente y se opone a que estos ingresen a la vida política sin antes pagar un mínimo de cárcel.

También ha pedido revisar el acuerdo que desmovilizó y convirtió en partido político a la poderosa guerrilla FARC en 2016, también negociado en La Habana.

"El ELN mantiene su compromiso con la búsqueda de una salida política al conflicto" y con la construcción de un proceso de paz, asegura en su comunicado.

Con información de EFE

7/TENDENCIAS/carousel