España y Portugal avanzan a octavos de final en una definición de infarto

Este lunes las selecciones de Portugal y España clasificaron a octavos de final en un desenlace del grupo B no apto para cardiacos. Los ibéricos empataron con Marruecos 2-2 y ganaron la serie con cinco puntos, mismo puntaje que Portugal que empató 1-1 con Irán, igualando incluso en gol diferencia pero los de la “roja” con mayor cantidad de goles convertidos, seis, contra los cinco de los lusitanos.
Con los resultados, Portugal será rival de Uruguay, ganador de la zona A, el sábado 30 de junio en Sochi desde las 14.00. España enfrentará a la anfitriona Rusia, segunda de la serie B, el domingo 1 de julio en Moscú.
En Saransk, Portugal no pudo con Irán, el cuadro islámico le empató sobre la hora y de ser primero bajó intempestivamente al segundo lugar dando a España la primera casilla
El tanto de Portugal fue concretado por Ricardo Cuaresma a un minuto de que se cumpla el tiempo reglamentario de la primera mitad. El jugador del Beşiktaş turco abrió la cuenta con un disparo a media altura en el cuadrante mayor iraní luego de una pared con su compañero Adrien Silva, su remate venció la resistencia del golero Ali Beiranvand.
El cuadro portugués tuvo la oportunidad de ampliar la cuenta con un tiro penal a los siete de la etapa complementaria pero el arquero de Irán contuvo a Cristiano Ronaldo que desechó la oportunidad para igualar al inglés Harry Kane en lo más alto de la tabla de goleadores, CR7 acumula cuatro dianas y el británico cinco.
En el primer minuto de tiempo añadido Karim Ansarifard igualó de penal, tras una mano en el área lusa y desató la algarabía iraní que sin embargo no pudo marcar el segundo que le habría dado el pase a octavos.
En Kalingrado, España también igualó su encuentro en una pobre actuación del plantel que dirige Fernando Hierro; los españoles estuvieron en dos ocasiones abajo en el marcador pero a impulso de sus estrellas logró la paridad que le permitió ganar el grupo.
A los 13 minutos del primer tiempo Khalid Boutaib recuperó el esférico en mitad de campo y tras recorrer con balón dominado casi 40 metros ingresó al área y batió a David De Gea  con un bombazo para adelantar a los africanos. La reacción española no se dejó esperar, el volante Isco Alarcón logró la igualdad. Recibió un pase retrasado de Andrés Ineista desde la banda izquierda y definió con derecha a los 13 de la primera parte. 
En el segundo tiempo los marroquíes controlaron gran parte de las acciones y llegaron al desnivel con un gol de Youssef En Nesyri a los 36. Cuando parecía que los celtíberos perdían el cotejo el ariete Iago Aspas logró el 2-2 definitivo con un taconazo.
La gran actuación de Marruecos no le sirvió para avanzar pero se despidió dignamente del certamen.
PUBLICIDAD


Comparte
Síguenos en Facebook