Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El Gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva, ayer afirmó que el proyecto de Aducción de agua del Río San Telmo continuará avanzando, para que el mismo pueda garantizar el líquido elemento por 30 años para la población de Bermejo, no obstante, puntualizó que se tomará acciones legales contra aquellas personas que pusieron en riesgo avanzar con la ejecución de dicho proyecto.

En conferencia de prensa el gobernador Oliva junto al subgobernador de Bermejo, Never Vega, señaló que el proyecto de aducción de agua del río San Telmo, que se lleva ejecutando en Bermejo continuara avanzando, ya que se constituye en el más importante para ese municipio, puesto que generará un impacto social enorme, considerando que logrará resolver el problema del agua potable para una población que supera los 35 mil habitantes, permitiendo cambiar las condiciones de vida de sus habitantes a partir del abastecimiento del servicio básico que se constituye en un derecho humano y reconocido por la propia Constitución Política del Estado (CPE).

 PUBLICIDAD



Sin embrago, Oliva recordó que este proyecto estuvo en riesgo en el pasado, porque no se contaba con los recursos necesarios para poder financiarlo, pero gracias al trabajo coordinado con la Subgobernación de Bermejo, se logró plantear un esquema de financiamiento privado de la obra que permitió asegurar la inversión de más de 60 millones de bolivianos, de los cuales, el Gobierno Departamental no contaban presupuestariamente.

Bajo ese contexto, el Gobernador indicó que se esperaba que dicho proyecto avanzara de forma positiva para concluirse en los plazos establecidos, puesto que se había superado la adversidad más grande que era sobre el financiamiento, sin embargo, en los pasados días surgieron ciertas posturas “intransigentes” de algunos dirigentes y autoridades de la propia región de Bermejo, que se opusieron a este proyecto poniendo en riesgo la ejecución del mismo.

Es así que, el Gobernador Oliva afirmó que junto al Subgobernador de Bermejo, como de asambleístas y representantes de la supervisión y de la empresa que lleva ejecutando dicho proyecto, se tomó la decisión ejecutiva de continuar con los trabajos del sistema de aducción de agua para la ciudad fronteriza, el cual, señaló que no se permitirá sacrificar la necesidad de todo un pueblo por el interés de algunos dirigentes y exautoridades que están poniendo en riesgo la ejecución de dicho proyecto.

“Estamos instruyendo a la empresa supervisora y a la empresa constructora que trabajen en una alternativa para que la obra de toma de este proyecto se construya en el municipio de Bermejo, para que de esta manera no se pida a nadie autorización, y para que no se vea afectada la ejecución del proyecto”, explicó Oliva.

Sin embargo, lamentó que el Distrito 11 como de las comunidades aledañas que se iban a beneficiar con el proyecto agua potable vayan a quedar excluidas por la decisión de sus propios dirigentes.

No obstante, Oliva manifestó que se tomarán las acciones legales para que los responsables que pusieron en riesgo dicho económico respondan por sus acciones. “Instruimos a la Secretaria de Gestión Institucional que realice todas las acciones de carácter legal, porque existe una inversión que supera los 7 millones de bolivianos que fueron realizados en la obra de toma y con el tendido de tuberías que se constituiría en un daño económico que tiene que ser respondido por aquellas personas que se oponen al proyecto”, expresó.

Fuente: Agencias
PUBLICIDAD