La regla de oro de la selección de Brasil para tener sexo durante el Mundial de Rusia

La selección de Brasil llega a Rusia como uno de los máximos candidatos a obtener su sexta Copa del Mundo. Con Neymar como bandera y la resurrección del equipo a partir del arribo de Tite, el Scratch buscará borrar la imagen de lo sucedido en 2014, cuando quedó eliminado como local tras caer 7-1 ante Alemania.


Sin embargo, el afán por ganar un nuevo título no cercenará los momentos de ocio de los futbolistas brasileños. Así lo dio a conocer Rodrigo Lasmar, médico del plantel, en nota con el diario Extra, de Brasil.

"El sexo es algo natural. Son jugadores jóvenes, con salud perfecta. Nada más natural que ellos aprovechen su momento de relajo, que tengan un día libre en el punto de vista físico, la cuestión mental, la presión que existe dentro de la preparación para el Mundial. Para nosotros no será ningún problema", mostró una mentalidad totalmente abierta.

Rostros distendidos en la práctica de Brasil: Willian, Miranda, Filipe Luis y Paulinho (Foto: AFP PHOTO / Daniel LEAL-OLIVAS)

Eso sí, existe una regla de oro en la Canarinha para ejercer la libertad sexual en los momentos de relajación. Dentro de la concentración, la actividad está vedada. Las parejas, novias o esposas no podrán acompañar a los jugadores a sus habitaciones. Las instalaciones contarán con un espacio diseñado específicamente para que las estrellas reciban a sus familiares o amigos.

De esta manera, Brasil se diferencia de Alemania, otro de los seleccionados favoritos para alzar el trofeo. El entrenador Joachim Löw instauró un regimen en el que, mientras se desarrolla la competencia en Rusia, sus pupilos tendrán prohibido el sexo. Y el alcohol quedará restringido a una copa de vino o cerveza durante las comidas.

¿Alguno de los dos métodos se consagrará en el Mundial?

PUBLICIDAD


Comparte
Síguenos en Facebook