Los sectores sociales del MAS desinflan conflicto de la UPEA

Organizaciones y dirigentes afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) desinflaron el conflicto de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) al acudir el lunes a la reunión con el Gobierno, sin incluir a la dirigencia estudiantil y quitar su apoyo al paro cívico de 48 horas, que terminó ayer.

La Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve) contestataria, dirigida por Raúl Canaza, acusó de traición a la Central Obrera Regional (COR) y a la Fejuve proclive al Gobierno. 

Canaza cuestionó que ambas organizaciones se hayan reunido con los ministros de Estado, para negociar una solución al conflicto presupuestario de la UPEA, aún en ausencia de los representantes de la casa de estudios.

“Ya vimos quiénes son dirigentes traidores, quiénes son dirigentes del Movimiento Al Socialismo y no dirigentes alteños. Hemos visto a esos señores que no nos representan; el señor Ramírez, que es servil al Gobierno, que tal vez se está corcheando por un cargo político dentro de ese partido”, apuntó Canaza.

En la misma línea, el exdirigente de la COR, Roberto de la Cruz, criticó a ambas organizaciones y expresó que ya no son mediadores válidos.

“El haberse sentado con el Gobierno sin autorización de la UPEA es una traición a todo El Alto. Ellos no están en conflicto, ellos debían apoyar a la UPEA. Ya no son interlocutores, han perdido toda credibilidad”, manifestó De la Cruz. 

Después de comprobar la falta de respaldo de la Fejuve y COR masistas, el rector de la UPEA, Ricardo Nogales, indicó que se evaluarán hoy, en asamblea docente-estudiantil, las próximas medidas de la universidad. 

“Decidimos con las bases que sólo dialogaremos con el Presidente. Vamos a determinar si (al díalogo) va sólo la UPEA o con sectores sociales, porque ya saben qué pasó con la COR y la Fejuve, mañana (hoy) ya vamos a definir qué medidas se van a tomar”, explicó Nogales. 

El rector agregó que dejará que la población juzgue el comportamiento de las organizaciones que tomaron distancia de la UPEA en este conflicto.

Foto:Archivo
“¿Qué piensan ustedes de una persona que dice una cosa y después hace otra? Lo vamos a dejar al pueblo alteño, a quienes los han elegido, qué piensan de eso”, expresó el rector.

En respuesta a estas críticas, el ejecutivo de la COR del MAS, Eliseo Suxo, indicó que asistieron a la reunión porque recibieron la invitación, pero no trataron ningún tema por la ausencia de la universidad.

Sandro Ramírez, presidente de la Fejuve afín al MAS, expresó que no traicionó a la universidad. “Nunca he traicionado, no tengo esa intención. Nosotros hemos buscado un diálogo a pedido de la UPEA”, aseveró el dirigente de la federación vecinal.

El Comandante de la Policía se querella contra Casanova

El comandante general de la Policía, Faustino Mendoza, denunció ayer al subteniente Cristian Casanova, integrante de la Unidad Táctica Operativa de la Policía (UTOP) de La Paz, por el delito de homicidio culposo, después de la muerte del universitario Jonathan Quispe. 

La denuncia señala que la actuación de Casanova fue realizada de manera “individual e irresponsable” al usar su arma reglamentaria y una munición atípica no convencional que derivó en la muerte del universitario.

“Como verán sus autoridades, de los fundamentos de hecho expuestos líneas arriba, se evidencia con meridiana claridad que el funcionario policial subteniente Cristian Bladimir Casanova Condori se apartó de la normativa vigente que regula el desempeño de la actividad policial, hecho que habría causado el fallecimiento del universitario”, señala parte de la denuncia a la que accedió el portal electrónico de noticias www.laprensa.com.bo.

Foto:Archivo

Masistas dicen que la vida de Evo Morales corre peligro en El Alto

Página Siete / El Alto

El vicepresidente del Movimiento Al Socialismo (MAS- IPSP), Gerardo García, aseguró ayer que el presidente del Estado, Evo Morales, no acude al diálogo con la Universidad Pública de El Alto ( UPEA), porque su vida corre peligro.

“El Presidente no puede ir a una reunión a arriesgar, no podemos arriesgar la vida. Estamos recibiendo permanentemente las amenazas de la oposición y ya han pedido y amenazado. Si bajamos a un ministro, el otro paso es el Presidente”, expresó. 

Y es que una de las peticiones de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) para cesar con las movilizaciones y resolver el conflicto de déficit presupuestario es reunirse con el mandatario.

García explicó que Morales recibió varios tipos de amenazas. “Incluso frente a esta situación que se vive en El Alto no podemos dejar que se llegue a ese nivel (de amenazas)”, indicó.

El dirigente aseguró que los ministros no dejarán de convocar al diálogo para resolver el problema universitario. 

La UPEA se encuentra en estado de emergencia desde el 24 de mayo. Instaló varios piquetes de huelga y ayer concluyó su segundo día de paro cívico. 

El pasado viernes, diferentes organizaciones sociales de El Alto expresaron su respaldo a la casa de estudios y anunciaron apoyar a las medidas de presión.

La universidad pide la destitución del ministro de Gobierno, Carlos Romero; la del de Economía y Finanzas, Mario Guillén, y la del viceministro de Presupuesto, Jaime Durán. Además, pide la modificación de la Ley 195 de Coparticipación Tributaria e identificar al autor intelectual de la muerte del universitario Jonathan Quispe, que fue impactado con una canica.

Comparte
Síguenos en Facebook