Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El senador de la opositora Unidad Demócrata (UD) Óscar Ortiz contratacó este jueves y reveló un registro de audio en el que presuntamente el subalcalde de Bulo Bulo admite que encubre la contaminación provocada por la planta de urea y amoniaco emplazada en ese poblado por pedido de terceros. La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) había negado tal afectación.

“Hay nuevos indicios de que las autoridades de YPFB y del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la zona vecina a la planta de amoniaco y de urea quieren tapar el escándalo de contaminación con decisiones políticas”, denunció el legislador opositor este jueves en una conferencia de prensa.

En el audio se escucha a un hombre que el opositor identifica como una autoridad edil de la Municipalidad de Entre Ríos, decir que “nosotros como autoridades, tanto sindicales como cívicos, estamos tratando de que esto no salga a la luz pública pero sin no hay atención ¿qué vamos a hacer? Va sobrepasar de nosotros y no quisiéramos que después nos culpen a nosotros que ellos están haciendo esto, entonces necesitamos compañeros su atención”.

Antes, el subalcalde (presuntamente Germán Soñagua) había dicho que le encargaron (no dice quién) hacer cumplir el plan de manejo ambiental y averiguar “por qué ha habido esa muerte de pescado” en una arroyo de ese poblado.

Ortiz precisa que el audio es de la sesión del Concejo Municipal de Entre Ríos del 17 de mayo de este año. Además, citó el testimonio de una campesina cuyo ganado había muerto.

“Justamente esa muerte fue el 7 de mayo donde hasta el mismo YPFB ha reconocido que hubo una fuga de producto”, dijo Ortiz, quien cuestionó el papel de la estatal petrolera, el Ministerio de Hidrocarburos, el Ministerio de Agua y Medio Ambiente y la Gobernación de Cochabamba en el asunto.

La denuncia fue planteada el lunes pasado y el martes el vicepresidente Nacional de Operaciones de la estatal petrolera, Gonzalo Saavedra, replicó que “no existió riesgo de daño ambiental a las aguas de la Quebrada Muñecas, mucho menos a la flora o la fauna de la región”.

Sin embargo, admitió que incidente ocurrido el pasado 7 de mayo, refería una fuga interna en el “Stripper del Circuito de Síntesis de Urea”, que por estar aislada dentro de este equipo no representa ningún riesgo, y que mediante la intervención técnica, especializada y oportuna fue solucionada acorde a los estándares constructivos del equipo”.

No obstante, Ortiz, según indicó este jueves, presentó nuevas peticiones de informe a las reparticiones estatales antes citadas “para que informen por qué no han actuado” y ordenado “un operativo destinado a evitar que se afecta la vida de los pobladores” y los animales. Asimismo, anunció que solicitará a la Contraloría General del Estado una auditoría ambiental.