Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
“Esas promesas son la vara con que será medido (Morales)”, “sus promesas a los bolivianos serán el criterio con que su propio pueblo lo juzgará”, escribió.


“No hay ninguna posibilidad de que el gobierno de Evo Morales pueda cumplir ante la ciudadanía la promesa de que Chile entregue soberanía. Por lo demás, eso no está en cuestión en La Haya. Se trata, entonces, de una promesa imposible… ”, escribió Roberto Ampuero, canciller de Chile, en un artículo de opinión.

La declaración de Ampuero surge ante las voces que señalan que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya dictará un fallo favorable a Bolivia, que instauró una demanda contra Chile para que cumpla sus promesas de un acceso soberano al océano Pacífico.

El presidente Morales, en febrero pasado durante un acto en el que se recordó la hazaña del chasqui (mensajero) que en 1879 alertó al Presidente de aquel entonces sobre la invasión chilena, aseguró que Bolivia está “muy cerca” de volver al mar con soberanía por los argumentos sólidos en la demanda marítima.

Para Ampuero las palabras del presidente Morales, de lograr una salida al mar, “es lo más complejo de prometer, lo imposible: cumplir” y agregó que “esas promesas son la vara con que será medido. Y dejó la vara demasiado alta. Sus promesas a los bolivianos serán el criterio con que su propio pueblo lo juzgará”.

El excanciller de Bolivia Javier Murillo de la Rocha sostuvo que “no es serio emitir comentarios sobre el terreno de las especulaciones, especialmente en materia tan delicada”, sin embargo, dijo que “Bolivia puede abrigar un escenario positivo luego de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia”.

Según Ampuero “en Chile extraen varias conclusiones”. “Una de ellas: es indudable que con una elección presidencial ad portas, las actuales autoridades bolivianas intentarán mostrarse triunfantes, incluso ante un desenlace que no cumpla con las expectativas que le ofrecieron a su pueblo. El resultado que sea tratarán de presentarlo como una victoria”, escribió.

“El gobierno de La Paz recurrirá a esto por una razón simple: no hay ninguna posibilidad de que pueda cumplir ante la ciudadanía la promesa de que Chile entregue soberanía. Por lo demás, eso no está en cuestión en La Haya”, manifestó.

El vicepresidente Álvaro García Linera, en una anterior oportunidad, recordó “la obligación de Chile de negociar una salida soberana de Bolivia al océano Pacífico, esa es nuestra demanda. Por historia, por justicia, por derecho, por tradición, por vida, por herencia, Bolivia tiene el derecho irrenunciable, innegociable y que está en el alma de cada boliviano de que tenemos derecho a una salida soberana al mar”.

Ampuero dijo que ante La Haya expusieron sus argumentos “de forma sólida y coherente” y por esa situación “continuaremos defendiendo nuestros intereses de manera profesional y sobria, con la firme convicción que nos otorgan el Derecho y la historia, comunicando seriamente y sin tergiversaciones a la opinión pública los alcances del fallo que será emitido por la Corte”.

La demanda

Ante La Haya El 23 de marzo de 2011, el presidente Evo Morales anunció que demandará a Chile; el 24 de abril de 2013 Bolivia presentó la demanda. El 15 de julio de 2014 Chile planteó la incompetencia de esta instancia, pero el 24 de septiembre de 2015 la CIJ se declaró competente para conocer el fallo.

Compromiso El excanciller Javier Murillo dijo que “la petición de Bolivia está sustentada en el principio de la buena fe, que es imprescindible que los Estados respeten en toda circunstancia. Chile se comprometió, como está demostrado, mediante compromisos unilaterales y documentos formales intercambiados en 1950 y 1975, a negociar un acuerdo que le otorgue a Bolivia una salida soberana al Pacífico”.

7/TENDENCIAS/carousel