Borrar o no borrar: cómo manejar a los ex en la era de Instagram

La palabra purgar tiene una nueva acepción: dícese de alguien que borra completamente todo rastro de su ex de las redes sociales. Una vez que la relación se terminó, llega la hora de hacer de cuenta de que nunca existió. Muy sano, ¿no?

La purga puede asumir diferentes formas. Por ejemplo, Rachel de 29 años, hizo una “ceremonia” con sus amigas para librarse de la presencia del ex de su feed de Instagram. “Fue una separación muy dolorosa, así que quería borrar todo recuerdo en compañía de mis amigas”. Kristina, de 25, no borró nada, sino que procedió a archivar todo. “Archivarlo lo saca de mi cabeza y de mi vista, pero no lo borra completamente de mi memoria”, explica. En el lado opuesto del espectro, Justine, de 28, dejó las fotos de su feed intactas por respeto. “Borrar las fotos o purgar su existencia online sería poco respetuoso del tiempo que pasamos juntos”, dice. Aquí, tres mujeres nos explican cuál es la mejor manera de lidiar con los ex e Instagram. 

Estrategia 1: Borrá y no mires para atrás
“Instgram es una parte muy importante de mi vida, y ahora que esa persona y no lo es, no la quiero en mi feed”, explica Rachel. La verdad, suena muy lógico. A pesar de que parezca superficial, Instgram tiene un papel muy importante en la vida del estadounidense promedio, que pasa 53 minutos por día en la aplicación. Todo el tiempo la usamos y elegimos los contenidos que queremos ver. Queremos mostrar nuestra mejor cara, por eso si tu ex ya no es lo suficientemente bueno como para estar en tu vida, no hay razón para que se quede en tu Instagram. 

Además, si tu feed está lleno de fotos de tu relación, puede enviar un mensaje ambiguo a los potenciales candidatos. “Si estuviera saliendo con un chico y tuviera en su feed muchas fotos de la ex, no me gustaría nada”, dice Rachel. “Es parte de seguir adelante”. Para Rachel, borrar a un ex de las redes sociales le da un cierre a la relación después de una ruptura dolorosa. 

Estrategia 2: Archivalo
Para Kristina, lo importante es tener buenos recuerdos, pero en privado. “Me encanta esa instantánea de nosotros dos juntos porque representa una época de mi vida, pero no quiero que esté en mi perfil”, dispara. 

Al parecer, Instagram pensó en todas las recientemente solteras cuando introdujo, en 2017, la función archivar, que hace que la foto desaparezca del feed principal de la persona, pero se guarda en una carpeta para ser vista o reincorporada en cualquier momento. Kristina primero pensó en borrar todo, pero encontró una solución más a su medida con la función archivar. ¿La contra? Cada vez que abras tu carpeta de archivos, vas a encontrar las fotos de tu ex. A algunos no les molesta. Pero la cuestión se puede complicar si hay nuevos romances o simplemente no existe el deseo de pensar más en esa persona. Es una solución, pero no es permanente. 

Estrategia 3: Dejalos ahí
Las rupturas pueden llegar a ser muy dolorosas, pero eso no quita que el tiempo compartido en el pasado carezca de sentido. “Estuvimos juntos tanto tiempo que siempre va a formar parte de mí, no importa si es un capítulo que ambos cerramos”, dice Justine. Justine deja las fotos por respeto al pasado. 

Si pensás que tu feed de Instagram debería ser representativo de tu personalidad, esto debería incluir el tema relaciones. Justine considera que su feed es un pedacito de su vida bien curado, pero que no la representa completamente. “Una foto vieja es como un tatuaje malo: no importa si fue un error hacértelo, porque te recuerda el tipo de persona que eras en el momento en que tomaste la decisión”. Con respecto a la posibilidad de que un nuevo pretendiente vea las fotos del ex en su feed, Justine espera que sea lo suficientemente seguro como para considerarlo como algo del pasado. 


Comparte
Síguenos en Facebook