Convocan protestas en Brasil contra la 'guerra jurídica' que impide la liberación de Lula

Brasil será este viernes escenario de una nueva jornada de manifestaciones para exigir el cese de la "guerra jurídica" contra el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

Los partidarios del expresidente han declarado el viernes 13 de julio como día nacional de lucha bajo el lema 'Lula Libre', una jornada en la que se realizarán varios actos públicos contra el "circo jurídico" que mantiene a Lula tras las rejas.

El Partido de los Trabajadores (PT) convocó a las centrales sindicales y los movimientos sociales para "calentar" el ambiente de cara al próximo 15 de agosto, cuando se pretende formalizar la inscripción de Lula como candidato presidencial en Brasilia, la capital del país, informó la tolda política a través de un boletín.

Las movilizaciones en Porto Alegre han sido convocadas a mediodía a las puertas del Tribunal Regional Federal 4 (TRF4), que el pasado domingo se convirtió en epicentro de la polémica, ya que desde allí se emitió una orden de liberación para Lula, tras un pedido de 'habeas corpus' presentado por los diputados Wadih Damous, Paulo Pimenta y Paulo Teixeira. Sin embargo, casi inmediatamente el juez federal João Pedro Gebran Neto, involucrado en los procesos del caso de corrupción Lava Jato, determinó que no debía cumplirse esa decisión.

Además de la convocatoria en Porto Alegre, están previstas manifestaciones y actos en el resto del país, desde el viernes hasta el día de la inscripción de la candidatura de Lula, que sigue inhabilitado para presentarse a un cargo de elección popular. Hasta el momento se han confirmado las movilizaciones en Ceará, Pernambuco, Salvador y Belo Horizonte.

Al líder del Partido de los Trabajadores (PT) lo acusan de aceptar un lujoso departamento triplex ubicado frente a la playa, en el Condominio Solaris, en Guarujá (municipio del estado de San Pablo), a cambio de beneficiar a la constructora OAS en sus contratos con la estatal petrolera. Sin embargo, durante el juicio no se logró demostrar que Lula sea el propietario del inmueble, y tampoco se ha identificado cuál sería el acto o la omisión que habría dado origen al recibimiento del inmueble.

Comparte
Síguenos en Facebook