Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El argentino y el portugués, antagónicos en los últimos años, marcaron una historia de rivalidad casi imposible de repetirse

Cristiano ante Messi, una imagen que difícilmente vuelva a repetirse (REUTERS/Sergio Perez)

Jamás en la historia del fútbol dos jugadores marcaron tanto una era. El antagonismo entre Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, desde la llegada del portugués al Real Madrid, registró un período sin precedentes.

Diego Maradona y Pelé aparecen rápido en la memoria colectiva futbolera cuando se excava en rivalidades históricas. Sin embargo, por una cuestión generacional, estos enormes adversarios se enfrentaron solamente en forma dialéctica y la fría estadística por lo hecho en sus respectivas carreras (con el agregado obvio de representar a Argentina y Brasil).


El brasileño Ronaldo, Zinedine Zidane, Ronaldinho, Michel Platini, Zico, Johan Cruyff, Franz Beckenbauer y hasta Alfredo Di Stéfano tuvieron oponentes de turno, pero nunca se asemejarán ni al nivel de competitividad ni a la cualidad de enfrentamiento de Cristiano y Messi.

Pese a la diferencia de edad (CR7 tiene 33 y la Pulga 31), el arribo del portugués al Real Madrid en 2009 abrió una brecha que se extendió durante nueve temporadas. Dos años antes se habían subido al podio del Balón de Oro detrás de Kaká, cuando la nueva figura de la Juventus todavía jugaba en el Manchester United. Y todavía en Inglaterra, alzó su primera bola dorada en 2008, relegando al rosarino al segundo lugar.

Messi fue fotografiado con el Balón de Oro en las cuatro ediciones siguientes y, salvo en 2010, siempre fue secundado por Cristiano, que repitió en 2013, 2014, 2016 y 2017 (el argentino también lo obtuvo en 2015).

Messi y Cristiano durante un clásico español en 2010 (David Ramos/Getty Images)

Cristiano marcó a fuego la historia del Real Madrid y levantó cuatro Champions. En cada año lucharon por ser goleadores de la Liga Española y también de la Liga de Campeones, la llama que permanecerá viva por la Juventus y el Barça (el luso lleva 120 gritos contra 100 del sudamericano).

Quien acaparó la escena en el plano continental fue Ronaldo, con la conquista de cuatro Champions y tres Mundiales de Clubes. Messi, desde el arribo de su némesis al Madrid, apenas pudo cosechar dos Champions y dos Mundiales de Clubes. Aunque sí hizo diferencia a nivel doméstico: seis ligas españolas y cinco Copas del Rey para el argentino contra un par de ligas y otro par de Copas del Rey para el portugués.


En partidos en los que se tuvieron frente a frente, el historial queda a favor de Messi, que ganó 14 veces y anotó 20 tantos contra 9 triunfos de Cristiano y 18 goles (siempre tomando duelos entre el Barcelona y Real Madrid en competiciones nacionales e internacionales).

A nivel selecciones, CR7 se dio el gusto de levantar la Eurocopa 2016 en Francia. Messi sólo sumó estrellas en el Mundial Sub 20 de Holanda 2005 y los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.


De ahora en más, solamente podrán cruzarse en algún eventual partido por Champions League entre el Barcelona y la Juventus o con sus selecciones.

Fuente: infobae.com
PUBLICIDAD


7/TENDENCIAS/carousel