Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) desveló el misterio de la llegada del jet de lujo. Esta instancia gubernamental informó ayer que autorizó el ingreso  de la aeronave, perteneciente a   la empresa Global Exec Aviation, en abril de 2017. Desde esa fecha los  responsables del avión no ejecutaron dos solicitudes de salida y pidieron una prórroga de estadía en territorio boliviano.

El director de la DGAC, Celier Aparicio, informó que el jet Gulfstream GIII, con matrícula N557JK, se quedó en el país al presentar, según los encargados, problemas de mantenimiento.

PUBLICIDAD


La aeronave partió de México y aterrizó en el aeropuerto de Viru Viru, en Santa Cruz, entre el 7 y 9 de abril del año pasado. La empresa suspendió en dos ocasiones la partida del jet y en febrero de este año pidió una prórroga de estadía, esto derivó a que la DGAC pase los datos a la Aduana Nacional. 

“En agosto de 2017 sale una solicitud de prórroga de estadía firmada por el señor Alarcón,  debido a razones de mantenimiento. La DGAC responde a esta nota en la que se le indica que debe presentar esa nota el propietario de la aeronave o algún representante que tenga poder legal para que puedan gestionar en la Aduana  una admisión temporal”, explicó Aparicio.

Pero antes de este pedido, la empresa solicitó la salida del jet de territorio boliviano el 11 de abril de 2017 para ejecutarla entre el 14 y 18 de abril; no salió el avión. Lo mismo pasó el 19 de abril, los responsables pidieron salir entre el 24 y 26 de abril, pero el jet tampoco salió. 

Así transcurrieron cuatro meses y  en agosto la empresa solicitó una prórroga de estadía. Aparicio no informó si se le otorgó o no esa prórroga, pero contó que en febrero de este año avisó a la Aduana que había un jet en el aeropuerto El Trompillo. Esta instancia decomisó la aeronave y la adjudicó en primera instancia al Ministerio de la Presidencia.

 El director de la DGAC explicó que Global Exec Aviation cumplió con todos los requisitos de aeronáutica civil para ingresar al país y que las diferentes direcciones de esta instancia de Gobierno aprobaron el aterrizaje después de una serie de evaluaciones.

Hasta el fin de semana se conocía que la Aduana se había incautado del jet, entre otras mercaderías, que estaba “abandonado” en El Trompillo, y de acuerdo con la Ley 975 se  lo adjudicó a Presidencia y ésta lo derivó  a la DGAC el fin de semana.

De acuerdo con el plan de vuelo de la primera solicitud de salida de Bolivia, la aeronave debía partir con destino a Tapachula, en el estado mexicano de Chiapas. El director de la DGAC no informó cuál era el destino del segundo pedido de salida, el cual  tampoco se ejecutó.

El propietario de la aeronave es un piloto norteamericano

El propietario fiduciante del jet es el piloto californiano de origen mexicano Ramón C. Manríquez, gerente general de Global Exec Aviation, y los propietarios fiduciarios son los banqueros mormones Branden Hansen y Scott Parkinson, principales accionistas del Bank of Utah, según fuentes aeronáuticas y periodísticas de Estados Unidos  consultadas por Sol de Pando.

La aerolínea de servicios charter Global Exec Aviation, con base en Long Beach, California, y el Bank of Utah, con sede en Ogden, compartían legalmente la propiedad fiduciaria del jet Gulfstream GIII-N557JK.

Según la investigación de ese medio, las fuentes afirmaron que la llegada de esa aeronave en territorio boliviano puede obedecer a una transacción efectuada con un tercero, un supuesto comprador boliviano, en el marco del fideicomiso.

No obstante,  los observadores norteamericanos apuntan a que el aterrizaje del jet se debe a la venta del mismo   en favor de un presunto cliente radicado en Bolivia, de común acuerdo con los propietarios de la aeronave.

Mediante el blog  aeropuertocordoba.blogspot.com se conoció que la aeronave jet Gulfstream GIII, con matrícula N557JK,  trasladó a artistas como Daddy Yankee, Shakira, Juanes y Luis Miguel.

En una nota del 4 de noviembre de 2014,  que lleva el titular de  “Aviación general y ejecutiva en su mejor momento”, hace referencia a que la nave incautada en Bolivia  aterrizó en Córdoba (Argentina) con el cantante mexicano Luis Miguel en 2014, según pudo constatar urgente.bo

“En las últimas semanas se recibió la visita del Raytheon Hawker 800XP, matrícula N829LX, que trajo al cantante Chayanne, otra aeronave de similar modelo, matrícula N907MC, que transportó al mexicano Marco Antonio Solís, y próximamente se recibirá al Gulfstream III, matrícula N557JK, que movilizará a Luis Miguel”, señala un párrafo de la nota publicada en el blog. Ahora  la FELCN revisa el jet que llegó en abril del año pasado.

7/TENDENCIAS/carousel