Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Según Tomás Monasterio la aeronave presentó desperfectos, por esa razón los responsables decidieron dejarlo en depósitos del aeropuerto de Viru Viru, pero cuando pidieron tener acceso a la nave les informaron que había sido revertida al Estado.


ANF - El diputado de Unidad Demócrata (UD), Tomas Monasterios denunció que autoridades del Gobierno ocultaron información para apropiarse de un jet lujoso que aterrizó, el año pasado, en el aeropuerto de Viru Viru, Santa Cruz.

Monasterio tuvo acceso a la hoja de ruta de la llegada y estadía del avión en el país y dijo a ANF que ese “documento de manera sorprendente el Gobierno Boliviano lo tuvo escondido, y se puso esta acción de ocultar esta documentación con el claro fin de buscar apropiarse de algo que no le pertenece”.

Detalló que el avión ingreso al país en abril de 2017, es decir, hace más de un año y transportó supuestamente a un grupo de personas de una iglesia Cristiana que llegó al país para participar de un encuentro religioso.

Luego la aeronave presentó algunas fallas mecánicas y quedó en depósitos del aeropuerto de Viru Viru; al no haber en el país expertos internacionales que conozcan del lujoso jet; los responsables del avión resolvieron suscribir un contrato para que permanezca en los depósitos hasta conseguir mecánicos para reparar la nave, detalló el diputado.



Sin embargo, la Aduana Nacional decomisó el bien en el aeropuerto de El Trompillo, el operativo se realizó en el marco de otras actividades a lo largo de este año, informó la presidenta, Marlene Ardaya.

La pasada semana la Aduana adjudicó la aeronave al Ministerio de la Presidencia, pero bajo el argumento que no tenía las condiciones para su mantenimiento resolvió transferir el bien a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

El legislador lamentó que el Gobierno sostenga que no conocía nada del jet y haya ocultado los documentos referentes a esta nave, en los que detalla claramente quiénes son los dueños, los pilotos y los fines del aterrizaje.

Monasterio dijo que los dueños del avión hicieron todos los trámites por un año y recién lograron conseguir las autorizaciones para que mecánicos especializados reparen el jet, pero “se han topado con que el Estado ha revertido la titularidad de este avión a favor del mismo Estado”.

Denunció que el Gobierno y la DGAC incurrieron en una “actitud delictiva”, por eso no es de extrañar que los propietarios del jet activen demandas internacionales por daños y perjuicios.

Calificó de tardía la reacción del Ministerio de Gobierno que recién realizó un microaspirado a la aeronave, para determinar si está vinculado o no a un ilícito del narcotráfico.

Analista dice que autoridades de la DGAC no cumplen con sus funciones

El abogado Omar Durán, experto en temas de aeronáutica, dijo que este hecho es una clara muestra de que el control y la seguridad del espacio aéreo a cargo de la DGAC tienen varias falencias.

“Jamás llega un avión con estas características sin un plan de vuelo, jamás ha llegado un avión sin dar los nombres de los pilotos. Cuando aterrizan piden permiso a la torre de control, entonces aquí hay dos instituciones que no están funcionando: uno la DGAC y Aasana”, manifestó.

Refirió que este antecedente da una mala imagen del país porque se muestra como “peligroso para el tema aeronáutico”.
7/TENDENCIAS/carousel