Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Tras la desarticulación y presentación de la organización criminal que asaltó el puesto militar Bruno Racua en el municipio El Porvenir, Pando, el comandante departamental de la Policía en Pando, Marco Antonio Cortez, indicó que el norte de Pando es utilizado por los grupos criminales para realizar cruces entre San Pedro de Bolpebra con la ciudad brasileña de Asis e Iñapari de Perú; Extrema de Bolivia con San Lorenzo, cerca de Puerto Maldonado, departamento Madre de Dios de Perú; Soberanía con Santa María de Perú y Chivé con Puerto Hit de Perú, entre otros 25 pasos ilegales en esa zona limítrofe.

La autoridad policial reconoció que Bolivia es un país tránsito del narcotráfico que utiliza una serie de pasos ilegales y que en los próximos días serán sometidos a un control intenso para atacar los ilícitos de la zona, por lo que se movilizarán grupos de élite.

PUBLICIDAD


“Sí, es un país tránsito, Cobija y toda la parte norte de Pando, pero son (pasos) ilegales (…) aproximadamente son unos 25. Hemos identificado a 15, los cuales vamos a atacar este fin de mes con un plan estratégico diseñado, lo vamos a efectivizar a fines de julio”, dijo.

Explicó que, con el objetivo de dar mayor seguridad en la zona, se está operando con grupos de élite de la Policía boliviana que llegaron al lugar de otros departamentos del país, principalmente de La Paz.

“Son cuerpos de élite con aproximadamente 250 efectivos, no de patrullaje, porque el patrullaje lo realizamos con policías del Comando Departamental. Están instruidos en toda clase de delitos: organizaciones criminales y los delitos no comunes, es decir, narcotráfico contrabando y todo lo que conlleve en una inseguridad no solamente departamental sino nacional”, señaló.

Reiteró que los 15 pasos ilegales están entre Bolpebra-Puerto Evo, que es la zona más extensa y de mayor flujo migratorio. Estos pasos están identificados plenamente, acotó, por eso serán cerrados a partir de finales de julio y “los grupos de élite se quedarán en Pando hasta que nosotros podamos estar tranquilos y terminemos con la delincuencia transitoria que hay en todo el departamento”, dijo Cortez.

A su vez, el jefe de la Policía de Frontera de Brasil, coronel Estene Barboza Texeira, explicó que las organizaciones criminales operan a lo largo de las zonas fronterizas de Bolivia, Perú y Brasil, en diferentes actividades ilícitas que van desde el narcotráfico hasta la trata y tráfico de personas.

INVESTIGACIÓN: “NO HAY VÍNCULOS CON EL PCC O CV”

Respecto a la penetración del Comando Vermhelo, PCC y B13 en territorio boliviano, el coronel Cortez destacó que el trabajo de operativos conjuntos con las Policías permite encarar esta problemática. Aclaró que se manejó la versión de que bolivianos estarían siendo parte de estos grupos criminales, pero que esto no sucederá porque para pertenecer a uno de ellos el requisito fundamental es ser brasileño.

“No va a suceder, porque uno de los requisitos para pertenecer a estos bandos es ser brasileño, que tienen amistades, sí; que pueden servir como refugio en algunos domicilios de Cobija, es cierto; sin embargo, nunca se va a poder articular esta situación”, sostuvo.

PRESENTAN A CRIMINALES QUE ASALTARON UN PUESTO MILITAR

En conferencia de prensa en Cobija, Pando, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y autoridades del Perú y Brasil informaron sobre la caída de la grupo criminal que el 16 de junio asaltó el puesto militar Bruno Racua en Porvenir para sustraer importante armamento.

“Con este operativo trinacional de frontera, nuestra intención ha sido dar una respuesta contundente y un mensaje muy claro a las organizaciones criminales que se mueven en territorio boliviano, brasileño y peruano. Vamos a responder de manera coordinada”, dijo el Ministro.

El ministro del Interior de Perú, Mauro Medina, mediante videoconferencia desde su país, explicó los alcances del operativo en Puerto Maldonado (Perú), oportunidad en que se detuvo a cuatro de los delincuentes que atacaron el puesto militar y la recuperación de cuatro fusiles AK7 que fueron enterrados por el grupo criminal.

En tanto, el ministro Romero agradeció que la administración peruana haya permitido la presencia de efectivos policiales bolivianos para participar en las indagaciones y dar con estos delincuentes.