Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Los periodistas Andrés Gómez y Gonzalo Rivera anunciaron que volverán a los municipios yungueños para dar talleres sobre oratoria, pese a las amenazas.


El presidente Evo Morales afirmó ayer que si él fuera cocalero de los Yungas sacaría a chutazos (patadas) a los defensores de los resultados del referendo del 21 de febrero que -según dijo- dictan talleres.



PUBLICIDAD


“Aquí están viniendo a Yungas, exviceministros de ADN, de Banzer, de Goni para confundir con talleres, seminarios. Si fuera cocalero de Yungas a chutazos sacaría de aquí, porque no tienen ninguna moral ni autoridad para seguir confundiendo”, afirmó Morales en un acto de entrega de 16 aulas y un tinglado a la unidad educativa “Elizardo Pérez” del municipio La Asunta.

También dijo que un partido político “está pagando a algunos jóvenes” para que lleven carteles del 21F. Eso es una “vergüenza”, dijo y pidió a sus seguidores no dejarse confundir con los opositores que incluso quisieron expulsar a alcaldes de su partido de los gobiernos municipales.

La advertencia del Jefe de Estado surge después de que el movimiento cocalero de los Yungas decidió dar la espalda al llamado “proceso de cambio” después de la promulgación de la Ley de la Coca, que favorece más a los productores del Chapare, y después de que el MAS promovió organizaciones paralelas a las constituidas por los cocaleros.

Adepcoca, una de las organizaciones, promueve talleres de ligerazgo y oratoria para líderes en municipios yungueños. Uno de los capacitadores es el periodista Andrés Gómez.

“Parafraseo al escritor Isaac Asimov que dijo: La violencia es el último recurso del incompetente. Las palabras de Morales que inducen a la violencia prueban que tiene odio en su cabeza en lugar de ideas” dijo el exdirector de la red ERBOL.

“Se nota que está desinformado, lo que es un grave pecado político para un gobernante. Debería enterarse que viajamos a Yungas a dar cursos sobre liderazgo, oratoria y democracia. ¿O cuándo Morales prohibió hablar de democracia en Bolivia?”, cuestionó. Consideró que “su declaración en La Asunta también denota debilidad y desesperación porque su convocatoria es mínima, de que yo no tengo culpa, sino él mismo”.

“Causa una pena del tamaño del Illimani cada vez que induce a la violencia porque se expone como un político que ignora que una de sus obligaciones de gobernante es garantizar el derecho de los bolivianos al conocimiento, a la libertad de expresión, al derecho a la información y a la convivencia” dijo.

Gómez anunció que en días más “volveremos a viajar a Yungas a intercambiar conocimientos sobre democracia y liderazgo; si nos pasa algo, Morales será el responsable”.

Gonzalo Rivera, de Encontrados, es otro de los periodistas que también está dando talleres en los municipios yungueños.

“Es una equivocación del Presidente, él es Presidente de todos los bolivianos y debería gobernar para oficialistas y opositores” dijo y denotó una contradicción en Morales. “Es un doble discurso porque también habló de amor y de dar chutazos”.

El comunicador que negó tener vínculos políticos con la “derecha” anunció que el 28 de este mes regresará a dar más talleres y que no se dejará amedrentar por las amenazas del Presidente.

En las últimas semanas, la frase “Bolivia dijo No” -que alude a la decisión mayoritaria de rechazo a otra reelección de Evo Morales- acosó a autoridades gubernamentales como al presidente Morales y al Cardenal Toribio Ticona en el acto de consagración de este último en el Vaticano.

Aprehenden a 6 cocaleros; el Gobierno dice que tenían armas

Seis cocaleros disidentes del MAS, que se trasladaban al acto donde se encontraba el presidente Evo Morales en La Asunta, fueron aprehendidos porque llevaban carteles que decían “Evo debe parar la erradicación de los Yungas de La Paz”.

“Fueron detenidos seis compañeros, cuatro pasaron a Caranavi y dos están en La Asunta, estos últimos son de la central de Alto Siguani. Ellos estaban dirigiéndose para decir: ‘Evo debe parar la erradicación’, pero fueron detenidos (primero) por un grupo del MAS, luego por la Policía”, denunció anoche Miguel Narváez, presidente del Comité de Defensa de la Coca de la Federación La Asunta.

Cuando fueron aprehendidos por la Policía, según dijo, les habrían puesto dinamita en las mochilas para culparlos de llevar artefactos explosivos. “Todo está inducido, indicando que ellos estaban (yendo a) provocar (a Asunta)”.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó la detención de seis personas de los municipios de La Asunta y San Fernando porque estarían denunciadas por secuestro, vejámenes, torturas, extorción e incluso habrían usado armas de fuego.

Algunos de los detenidos ya habrían sido procesados anteriormente como ser Primo Paxi que, según Romero, estaría articulando grupos armados en Trinidad Pampa. El Defensor del Pueblo también intervino en esta situación.

PUBLICIDAD


7/TENDENCIAS/carousel