Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El diputado opositor, Tomás Monasterio, denunció hoy que no se le permitió ingresar al sector del aeropuerto El Trompillo, en Santa Cruz, para inspeccionar el jet Súper Mid-Size Gulfstream GIII, con placa de control N557 JK, que fue incautado y adjudicado al ministerio de la Presidencia.

“Por una instrucción expresa de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) a nivel nacional se ha prohibido el ingreso de Tomás Monasterio a predios del aeropuerto. Queda en evidencia una absoluta falta de transparencia y creen que cerrándome las puertas voy a dejar de investigar este caso tan escabroso”, manifestó el diputado.



PUBLICIDAD


Por otro lado, el gerente nacional de fiscalización de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), José Blacud, ratificó que el jet ya fue nacionalizado.

“La aeronave, una vez que se acaba este proceso de investigación, se transfiere al Ministerio de la Presidencia y también se hace una declaración única de importación, o sea, ya se la nacionaliza”, explicó Blacud.

Asimismo, dijo que la deuda que tienen propietarios del jet con Aasana y la intervención que realizó la Aduana son procesos diferentes. “Lo que no han hecho es cumplir con las formalidades sobre su permanencia en el país, por eso se procede a la intervención por contrabando”, agregó.

Finalmente, Monasterio aseguró que el Gobierno ocultó información respecto al ingreso al país del avión con la finalidad de apropiarse del mismo.

Asimismo lamentó las contradicciones entre el Gobierno y la Aduana respecto a la posibilidad de que los propietarios de la aeronave, valuado en 10 millones de dólares, puedan recuperarla. Anunció que continuará investigando.

La aeronave llegó al país el 7 de abril del año pasado, proveniente del aeropuerto de Cozumel de México. Tenía que retornar dos días después al mismo país, al aeropuerto internacional de Tapachula.

PUBLICIDAD


7/TENDENCIAS/carousel