Las fuerzas de Siria reanudan los ataques en la provincia de Deraa pese al alto el fuego

EFE
Al menos cuatro personas murieron este domingo por ataques aéreos perpetrados por las fuerzas gubernamentales sirias en la provincia meridional de Deraa, pese a un alto el fuego acordado entre Rusia, aliada de Damasco, y las facciones opositoras que entró en vigor el viernes en la región.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha informado de que tres civiles perdieron la vida por ataques aéreos en el pueblo de Um al Miyazen, en Deraa, donde las tropas sirias han irrumpido este domingo para dominar la zona controlada por los insurgentes.

Además, la fuente ha indicado que en la ciudad de Deraa, capital de la provincia homónima, ha muerto otra persona por bombardeos de las unidades del presidente sirio, Bashar al Assad, según informa Efe.

Las fuerzas gubernamentales sirias se han hecho este domingo con el control de la localidad de Um al Miyazen, en la provincia sureña de Deraa, después de que la aviación siria y rusa lanzaran más de 120 bombardeos sobre la misma, lo cual ha obligado a los rebeldes a retirarse.

Por su parte, la agencia de noticias estatal siria, SANA, ha indicado que unidades del Ejército tomaron el control de la población después de «acabar con los últimos grupos de terroristas» que había en su interior.

La agencia, que ha citado una fuente militar anónima, ha detallado que la toma de control de Um al Miyazen se produce después de «acabar con muchos terroristas, destruir sus armas y equipos y confiscar cantidades de armas y municiones de varios tipos».

Más de 160 civiles muertos
Con estos fallecimientos aumenta a 162 el número de civiles que han perdido la vida, entre ellos 32 menores y 33 mujeres, en Deraa desde el comienzo de la ofensiva el pasado 19 de junio, según la ONG, cuya sede está en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de observadores en el terreno.

Por otro lado, el Observatorio ha asegurado que varios miembros de las fuerzas gubernamentales perecieron por un ataque lanzado en las últimas horas contra sus unidades, sin dar más detalles sobre el autor ni la cifra de víctimas mortales.

El sábado la calma prevaleció en la provincia de Deraa por la aplicación del acuerdo entre representantes rusos e insurgentes, que incluye el alto el fuego inmediato en las localidades que no fueron tomadas por las tropas gubernamentales.

Asimismo, estipula la entrega de las armas pesadas y medianas, así como el regreso de sus habitantes a sus pueblos.

Miles de personas han comenzado a regresar a sus casas desde la entrada en vigor del alto el fuego, aseguró el sábado el Observatorio.

El opositor Ejército Libre Sirio (ELS) en el sur del país dijo el sábado en un comunicado que el acuerdo es «imprescindible para poner fin al derramamiento de sangre» y para proteger a los civiles «de la matanza y del desplazamiento».

Comparte
Síguenos en Facebook