Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Claros indicó que el tema del Jet tiene que ver con un procedimiento que se cumple no solamente en este caso, sino con todas las aeronaves en Bolivia.


(ANF).- El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, dijo este martes que si los dueños quieren recuperar el jet lujoso que permanece en el país desde abril de 2017, deben pagar las multas y sanciones. Adelantó que solo a Aasana (Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea) adeudan 46 mil bolivianos.

“Si los dueños, los propietarios de este avión tienen la buena voluntad y la buena fe de resolver el problema, claro que hay (la posibilidad de recuperar la nave), tienen que pagar las multas, tienen que pagar las sanciones, porque eso amerita la reglamentación, la normativa de la Aduana”, manifestó la autoridad.

Claros indicó que el tema del Jet tiene que ver con un procedimiento que se cumple no solamente en este caso, sino con todas las aeronaves. “Esta aeronave ha ingresado con permisos oficiales a Bolivia con un objetivo, a partir de aquello tenía que haber regularizado su permanencia por más de 30 días como establece la norma, adicionalmente hay normativa en la Aduana”, apuntó.

El Jet lujoso que fue “abandonado” en el aeropuerto de El Trompillo, en Santa Cruz, tenía autorización de ingreso y salida de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC). El documento de registro incluye nombre de contacto y otros datos de referencia. La aeronave debía estar en el país sólo por tres días.

La aeronave provino del aeropuerto de Cozumel, México, y debería permanecer en el país del 7 al 9 de abril de 2017, según detalla el documento. La persona de contacto es Alejandro Ruik, de quien se incluyen su número de celular y correo electrónico.

Al difundirse la noticia sobre el “abandono” de la aeronave, el diputado de Unidad Demócrata (UD), Tomas Monasterio, denunció que autoridades del Gobierno ocultaron información para apropiarse del jet  que aterrizó en el aeropuerto de Viru Viru.

Monasterio tuvo acceso a la hoja de ruta de la llegada y estadía del avión en el país y dijo a ANF que ese “documento, de manera sorprendente, el Gobierno Boliviano lo tuvo escondido, y se puso a esta acción de ocultar esta documentación con el claro fin de buscar apropiarse de algo que no le pertenece”.

Detalló que el avión ingreso al país hace más de un año y transportó supuestamente a un grupo de personas de una iglesia Cristiana que llegó a Bolivia para participar de un encuentro religioso.

Para Claros, se trata de “generar polémica” e “inventar historias” por personas que no tienen ni idea  de lo que es la normativa aeronáutica.

“Se meten en temas que no conocen, es un tema que se maneja de acuerdo a normativa, no es que se inventa el ministro o la DGAC (Dirección General de Aeronáutica Civil)”, apuntó.

Indicó que lo mismo sucede con esa “chatarra de aviones” dejado por la aerolínea AeroSur, que “para recuperar esa chatarra que está ahí tiene que pagar, y eso es lo que nosotros estamos esperando que resuelvan y que puedan venir los supuestos propietarios de esas aeronaves”.

El ministro dijo que para él se trata de una retención del Jet por incumplimiento a la normativa y no de una incautación como señaló la Aduana. “Eso es lo que se tiene, se lo está reteniendo porque tiene que pagar seguramente por no haber cumplido la normativa”.

Asimismo indicó que no se trata de un Jet de lujo porque no vale ni medio millón de dólares, contrario a lo que se habla de un costo de 10 millones de dólares. “Eso es mentira, por el modelo que tiene, se habla de un avión de lujo que en su momento habrá sido de lujo, estamos hablando del año 1982, estamos a 2018, entonces ahí hay otra mentira”, subrayó.